martes, agosto 26, 2008

de: Poldy Bird.

"Ya sabes que el único juramento que no puede anularse, cambiarse, posponerse, es jurar por la luna. Si juras por la luna una mentira, no morirás, no llorarás, no caerá sobre ti un meteori­­­to despedido de Saturno. Simplemente... quedarás ciego para ciertas imágenes, sordo para ciertos sonidos y no podrás oler nunca más las fragancias y los perfumes que tanto te gustan"

Fragmento del libro: "Morir en tus Brazos"

Jairo el valle y el volcán. -Cuánto duran las promesas de amor? ¿son similares a cualquier edad? ¿Tienen implícita la intensidad del valle y el volcán? ¿me lo quieren decir? ¿qué opinan? Entre la promesa del post y la música, ¿se podrá tejer otra historia? me quedo pensando....y ustedes ¿qué dicen?. susuru

4 comentarios:

petitapetitesa dijo...

A pesar del riesgo de que me puedas tomar por un bicho raro, yo no creo en las promesas de amor, algo que se supone debe ser espontáneo, arrebatador, único, no se puede prometer, ni por un día ni por una eternidad, porque, ni la espontaneidad ni el arrebato, ni el deseo, se pueden calcular. Y la edad no puede ser nunca un factor determinante en estos casos.

Muchas de las cosas que recuerdo de momentos relacionados con el espinoso asunto del que hablamos, poco tienen que ver con grandes promesas. Recuerdo mi primer beso “en serio”; durante los siguientes diez minutos, estuve con la boca abierta sin saber exactamente que había pasado; evidentemente también recuerdo la primera vez que hice el amor y la otra parte debió de recordarlo también, porque durante una semana no di señales de vida, supongo que era mucho asunto para no dedicarle un tiempo a digerirlo.
Uno de los besos que con mas agrado recuerdo no se quien me lo dio, fui a ver una obra de teatro, “Don Juan de Moliere”, una obra satírica sobre la relación enfermiza de Don Juan con las mujeres, durante un momento de la obra el actor que hacia el papel de D. Juan baja a la platea y le da un beso a una espectadora, el actor iba muy maquillado, con una peluca de época, tan solo se apreciaba tras la caracterización que era un hombre muy alto, ¡Pero que beso!, te aseguro que no fue de cartón piedra como el decorado de la obra, como imaginaras la espectadora era yo.

Creo que lo que hace que recuerde estos momentos y otros muchos, es que no estuvieron programados, fueron espontáneos, arrebatadores y únicos, y no los cambiaria nunca por una promesa de amor.

Besos (no los programe)

JoLuis dijo...

me gustó mucho la música que incluiste..
y del texto, menos mal que no es cierto, pues no me gustaría que me pase nada de eso.
Salu2

SUSURU dijo...

Peti: no te considero ningún bicho raro, todo lo contrario, pues coincido contigo en que las promesas de amor, son palabras que las lleva el viento.
Una promesa de amor a futuro es algo incierto, imposible de asegurar.Estamos cambiando permanentemente, por lo tanto cómo puedo asegurar por ejemplo a los 20 años que te seguiré amando a los 50?.
Me encantó la referencia del actor besando a la espectadora...
Ahí me surge preguntar, ya que viste un beso, besazo, de esos besos que son un gustazo dar y recibir, quién tenía la máscara puesta? la espectadora o el actor? Ambos? Ninguno?
Besote a vos por venir hasta aquí


joluis: me alegro que al menos te gustó la música.

OmarG dijo...

Hmmmmmmmm.
Que tema!!! También hay que tener en cuenta que aquel que promete, se compromete y en el amor compromete al otro. ¿El amor hacia otra persona, no es un compromiso en sí mismo y consigo mismo? En particular cuando es a su pareja. Yo creo que como todo cambia y no se puede prometer y comprometer mucho a largo plazo, es necesario que ea promesa, sea una promesa diaria. Hoy te digo que te amo. Recuerdo el caso de un amigo, que todas las mañanas le decía a su amada "te regalo el día de hoy". Ambos rieron la primera vez por la ocurrencia. Luego lo adoptaron como mensaje y promesa de amor. ¿Que tal?
A seguir disfrutando del amor.