lunes, agosto 11, 2008

Palabras que llegan desde Guadalajara.

Estas palabras que envía mi amigo Héctor G.H. desde Guadalajara es en respuesta a un escrito
que yo le envié. Era el poema "Cuando yo me vaya" del argentino Carlos Boaglios.
Héctor es uno de esos amigos que tienen una distinción particular en mi vida. Sin duda que él le ha sumado mucho valor a nuestra amistad, pero además yo a él lo considero un gran Maestro.
La vida nos lleva a transitar caminos que a veces ni siquiera imaginábamos. Al menos no lo imaginaba yo. Héctor fue mi amigo virtual durante mucho tiempo compartiendo actividades on line. En esas actividades estábamos poniendo los primeros cimientos para construir una comunidad mejor, una comunidad de bienestar, una comunidad vivible.
Las circunstancias hicieron que un día yo viajara a México y a pesar que permanecería a 600 km de Guadalajara, ambos hicimos los esfuerzos necesarios para conocernos en la vida real.
A partir de ese momento, seguimos construyendo, pero no estamos solos en esto. Se suman Héctor G.M. de Morelia, al que todavía no conocí en la vida real y también forma parte de este cuarteto, Roberto, que es de Buenos Aires. Una mujer con tres hombres. Conozco a tres del cuarteto. A H.G.M. es con el que todavía mantenemos una amistad virtual, pero que casi casi ni se nota.
Comento todo esto, que va muy ligado a mis sentimientos y emociones, ya que todos hemos y estamos pasando por alguna circunstancia de pérdida, de dolor. A ese bello poema que habla del momento de la partida, Héctor me envía con sus palabras esta reflexión que me dieron ganas de postearla hoy, aquí, y que dice así:
Ojalá cuando nos vayamos, cosa que no podemos evitar, este cuarteto, estará seguro que siempre permanecerá. Ya nuestros padres, madres de algunos de nosotros se han ido pero permanecen ... su ausencia se hace presente de muchas maneras. Ya nos tocará.... es la realidad que tenemos que saber vivir y disfrutar. A estas alturas, la mejor manera de permanecer es seguir construyendo... ya no existiremos pero nuestras obras permanecerán. De ahí lo importante de seguir construyendo. Las obras hablan más que las palabras.
Besos Héctor .
Imagen: Cúpula pintada por OROZCO
Gladiator

7 comentarios:

MAMI dijo...

Sé que las obras quedan, las gentes se van (como decía la canción), pero que duro es seguir la vida sin esas personas que tanto queremos.
Estoy segura que vosotros permaneceréis, sobre todo tú Susuru, cada día me sorprendes, cada día te visito, y cada día te admiro más.
Cuanto tienes para dar, cuanto para enseñar, cuanto que testimoniar.
Me gusta todo lo que pones en el blog, tanto escrito, como música, videos, cosas, en fin todo, todo me gusta. Me gustan hasta los comentarios que te ponen, tanto es así que he puesto uno en uno de mis blogs, espero que no te moleste.
Un besote grandote, guapa.

JOP dijo...

Solo una observación. La música de la película Gladiador de Ridley Scott no es de la autoría de Vangelis, sino de Hans Zimmer.

Besotes.

Anónimo dijo...

Holaaaaaaaaa amiga Su

Me siento muy honrado al ser incluído en tu blog citando ese correo que envié al Trío..

Con lo anterior has contrubuído a que este cuarteto se de a conocer entre tus lectores que seguramente han de ser numerosos.

Tu acertado comentario sobre el trío da a conocer a tus lectores el génesis de este fabuloso cuarteto que ha permanecido unido por más de dos años. Tú y Roberto de Argentina, el tocayo y yo de México. Las distancias geográficas, de miles de kilómetros, se han reducido a la nada pues nuestra comunicación ha sabido establecer y reenforzar cada vez más nuestra unión gracias a una genuina AMISTAD.

La amistad cuando es tal echa raíces profundas, crea un vínculo de pertinencia muy fuerte y esto garantiza su permanencia.

De ahí que cuando nos "vayamos" estaremos siempre presentes.

Cada uno de nosotros hemos tratado de construir un mundo mejor. Cada quien según su estilo. Sin embargo, la mejor obra que hemos sabido construir es nuestra amistad y ésta nunca se irá. Siempre permanecerá.

En lo particular me has llamado "Maestro". Ahora lo has hecho público. La palabra Maestro", tanto como sustantivo como adjetivo, tiene varios significados. Para mí no es tanto el que enseña sino el que sabe aprender de los demás.

De acuerdo a esto último acepto que me llames "Maestro" por todo lo que he aprendido de tí y por lo cual te estoy muy agradecido.

De hecho, todos los que conformamos este cuarteto somos "Maestros". Tanto hemos aprendido uno del otro.

Cuando nos vayamos quedarán nuestras obras, esas que hemos sabido construir por lo que sabíamos y por todo lo que mutuamente compartimos, aprendimos uno del otro.

El cuarteto aún yéndose, permanecerá.


Besos, un abrazo muy constructor

Héctor

Rina dijo...

absolutamente enriquecedor leer tanto el aporte de guadalajara como las respuestas.
mis respetos para todos.,
incluida mami.
saludos,
rina.

JoLuis dijo...

esto es como una verdadera historia de amor entre amigos verdaderos. no creo que haya muchos casos como estos. ojalá siempre sigan siendo amigos y se los reconozca por sus obras.
te felicito y agradezc o que comentes aquí algo tan lindo.
salu2

Anónimo dijo...

Gracias a vos.
Molo

tere dijo...

Me complace saber toda esta historia del cuarteto. Relacionarse así de fraterno, con este poder de comunicación pese a las distancias geográficas, le pone ese plus. Los felicito a todos. Leer la respuesta de Héctor de Guadalajara, me confirma que las palabras tiene poder y que unen corazones y sentimientos.
Recientemente vi la película " El brindis ". Me parece recomendable. No soy experta en cine y puede o no gustar. A mí me movió muchos sentimientos, tiene cierto mensaje, el presente, la vida y la amistad entre muchos que ofrece dicha cinta. Me acordé de ella ahora por lo que he leído de Su y y los comentarios.
Tere.