sábado, agosto 16, 2008

CAMILLE CLAUDEL

O QUE VIVEN AS ROSAS La suya es una historia donde se entremezcla el talento con el amor y la locura con el arte. El nombre de Camille Claudel (Villeneuve-sur-Fère, 1864) ha trascendido al tiempo, muy a su pesar, más por ser musa y amante del escultor Auguste Rodin que por su talento artístico. Pero a diferencia de otros dúos musa-artista (Gala y Dalí, Modigliani y Jeanne Hébuterne), éste contaba con un ingrediente que lo hacía más apasionado si cabe: ambos eran creadores. Hasta no hace mucho las sombras oscurecían las razones por las que Camille, tiempo después de romper con el gran amor de su vida y tras un periodo de enfermedad y encierro, pasó los últimos 30 años de su existencia internada y aislada del mundo a petición de su propia madre. Camille vivió en la más extrema soledad ("Necesito ver a alguna persona que sea amiga"), ya que su madre solicitó que no se le permitiera recibir visitas ni mantener correspondencia. Así, en total abandono, con la mayor parte de su obra destruida por sus propias manos, olvidada por todos, murió en el sanatorio de Montdevergues (al que había sido trasladada en 1914) el 19 de octubre de 1943. "No he hecho todo lo que he hecho para terminar mi vida engrosando el número de recluidos en un sanatorio, merecía algo más".[...] [...]Tras apoderarse de la obra realizada a lo largo de toda mi vida, me obligan a cumplir los años de prisión que tanto merecían ellos...". Estas palabras fueron escritas por Camille Claudel al cumplirse el séptimo año de lo que ella misma calificaba como "penitencia", su internamiento en un manicomio. fuente:www.elmundo.es

3 comentarios:

Náufrago Nocturno dijo...

Hola Su, muy interesante como siempre las cositas que pones para que leamos.
Me gustaría comentar que la historia de Camille Claudel tiene algunos puntos en común con la de Van Gogh. Ambos fueron de alguna manera suicidados por la sociedad como dijo Antonín Artaud en su libro "Van Gogh el suicidado por la sociedad", lectura que recomiendo mucho, mucho, mucho.
He visto la película con Gerard de Pardieu y esa belleza de mujer cuyo nombre no recuerdo y al finalizar la película sentí mas o menos lo mismo que me transmitió Artaud. La extrema sensibilidad de los artistas pasa por locura y algunos médicos y terapeutas más que beneficiar su creatividad...la destruyen.
Besos y abrazos.
Osvaldo

tere dijo...

El video con que acompañas esta historia que no conocía hace más emotivo poder sentir cierta empatía con Camille. Y menciono " cierta empatía ", porque solo ella y otras tantos pueden saber en carne propia lo que se siente. Es solo que uno se vuelve sensible ante estas historias.
Tere.

SUSURU dijo...

Hola Osvaldo!!! Me alegra que hayas pasado por aquí y hayas enriquecido el post con tus palabras.
En principio te digo que yo también vi la peli con Gerard Depardieu y la actriz que hacía de Camille, era Isabelle Adjani, si mal no recuerdo.
Abrir un debate si tanto esta mujer con Vincent fueron unos "suicidados por la sociedad", sería muy interesante. Quizás lo podamos proponer y ver la reacción de quienes lo lean.
Yo tomo la vida de Camille ubicándola en un marco que tiene que ver con la época, en la que transcurrió su vida y con su entorno. La madre indudablemente contribuyó muchísimo más a enfermarla que a recuperarla.
En épocas actuales se cuentan con otros medios muchos más avanzados para diagnosticar y tratar patologías como estas o similares.
Sí coincido con vos, que es muy frecuente que a cualquier creativo, que salga de los parámetros impuestos por la sociedad, se lo trate de loco e intente excluírselo.
La creatividad y el que tiene el don o el talento de desarrollarla generalmente es una persona transgresora, revolucionaria. Y por eso mismo, se la tilda de "peligrosa". Y aún suponiendo que exista algún grado de perturbación, en alguien que tiene disponible una parte, aunque sea muy pequeña para continuar trabajando con la creatividad, hacia esa zona, rica, exquisita, es hacia dónde los terapeutas deben dirigirse. Mientras haya una porción para rescatar, por mínima que sea, seguramente la persona podrá contar con una calidad de vida "vivible" dentro de sus posibilidades.Pero exige dedicación de terapeutas, del entorno fliar y del mismo sujeto.
El tema me apasiona. Y el disparador para traer esta historia al blog, fue enterarme que piensan cerrar la Radio La Colifata. Y con esto repito las palabras de Galeano: vivimos en un mundo "patas para arriba"

Y pasando a otro comentario: si quieres ir al post en el cual está la piñata que vino de regalo desde Querétaro, encontrarás que hay un comentario donde te menciona a vos y tu música. Y la que escribe, Gladys es una necochense radicada hace muchísimos años en México.

Abrazote!!!!!

Tere: gracias por venir y sensibilizarte por esta historia.
Aunque no lo creas, hay gente que huye.
Abrazo y beso