sábado, agosto 23, 2008

EL SILENCIO QUE QUEDA ENTRE DOS PALABRAS. Roberto Juarroz

El silencio que queda entre dos palabras
no es el mismo silencio que envuelve una cabeza cuando cae,
ni tampoco el que estampa la presencia del árbol
cuando se apaga el incendio vespertino del viento.
Así como cada voz tiene un timbre y una altura,
cada silencio tiene un registro y una profundidad.
El silencio de un hombre es distinto del silencio de otro
y no es lo mismo callar un nombre que callar otro nombre.
Existe un alfabeto del silencio,
pero no nos han enseñado a deletrearlo.
Sin embargo, la lectura del silencio es la única durable,
tal vez más que el lector.
Las palabras de Juarroz en este poema me convocan a repensar el tema del silencio. Un lenguaje tan particular, que como dice el autor, tiene su propio alfabeto, pero no nos enseñaron a decodificarlo. En lo personal reconozco que me llevó mucho tiempo comprender algunos silencios.
Don Ata Yupanqui por ejemplo escribió: "le tengo rabia al silencio", en algún lugar leí que "el silencio es el más fuerte de los ruidos". Y siento que el silencio no es uno, sino son varios los silencios. Silencios de ausencia, silencios de presencia, silencios de amantes, silencios de meditación e introspección.
Uno de los silencios que más me gustan es el silencio en medio de las montañas. Montañas, silencio y yo, son momentos de crecimiento espiritual, de conección con el viento, con la inmensidad......Yo pregunto a quien pase por aquí: ¿qué sienten en relación al silencio? ¿tienen ganas de contármelo?....los escucho en silencio. susuru
El poema fue extraído con autorización de su dueña de: http://petitapetitesa-petiteses.blogspot.com, un sitio que vale la pena recorrer.
toque de silencio

4 comentarios:

JOP dijo...

Pensaba que, en música, los silencios son tan importantes como los sonidos y, muchas veces, muchos más violentos y conmovedores. Recordaba en ese sentido, un pasaje del primer movimiento de la 5ta. Sinfonía de Beethoven, donde en medio del feroz combate recreado entre el hombre y el destino, el genio introduce un monstruoso silencio que realmente eriza la piel.

Besos.

RAQUEL dijo...

Hola Susuru, de vez en cuando hay que sumergirse en baños de soledad y silencio, El silencio fotaleze el espiritu, es el momento donde uno se encuentra con uno mismo.
Regalte baños de soledad y silencio.
Besos

SUSURU dijo...

JOP: realmente ese silencio que mencionas eriza la piel, tal como lo expresaste , así es. Y en la música, al menos yo, encuentro significados que no logro expresar con palabras.

Raquel: Sin duda que el silencio es necesario. Pero como dices tú, de vez en cuando.
Ni poco, ni demasiado, todo es cuestión de medida. Así expresó alguna vez un poeta.

Besos a ambos y ya saben que estas puertas siguen abietas para que vuelvan a visitarme. Siempre es un placer recibir amigos.

JoLuis dijo...

me impresionó la máscara...me dan ganas de salir corriendo......
salu2