lunes, febrero 02, 2009

Susuru pregunta: por qué hay gente que le teme a las máscaras?

¿Por qué las máscaras nos producen una sensación de angustia a algunos de nosotros? ¿Te lo has preguntado alguna vez? Yo sí. La máscara es una cosa que se coloca sobre la cara. Una cosa que nos esconde, dándonos una identidad distinta. Pensándolo bien, las máscaras de carnaval son las más inocuas por su declarada falsedad. Otros son los peligros que se esconden tras las máscaras cotidianas, las que nos ponemos para aceptarnos, para que se nos acepte, para ocultar nuestra naturaleza más profunda. Una cosa de la que te darás cuenta con el paso de los años es que la calidad de la vida incide de manera sorprendente en nuestros rasgos. Ciertamente, también contribuyen a ello, la alimentación, el estrés, la dureza de las pruebas, pero éstas producen marcas leves. Lo que crea surcos imborrables es la intensidad de la vida interior. Con veinte años somos todos “guapos”, pero a los cuarenta nuestra cara empieza a hablar de manera elocuente. ¿Qué sentimientos hemos cultivado?: ¿la rabia, la envidia, la competitividad, el egoísmo, la desidia, o la fuerza del amor y la generosidad? Entre la vida del justo y la del impío ¿cuál hemos escogido? ¿Habla nuestra mirada de la plenitud del corazón o son sólo nuestros labios los que lo hacen? Nuestro corazón puede estar hundido en la confusión, en la oscuridad y, a pesar de ello, nuestra boca puede hablar de sentimientos elevados, de amor, de fe, de justicia. Es una de las peores máscaras. La del hombre recto, del devoto, que crea más desconcierto en quien está buscando su camino con honestidad…”
Y a ustedes, qué sentimientos, emociones, sensaciones les produce colocarse una máscara?
Se atreverían a colocársela? algún momento o motivo especial? Indistintamente? indiferentemente? Nunca? Siempre???.
susuru

24 comentarios:

Codorníu dijo...

Muchas gracias por tu visita. Estuve ojeando tu blog. Toda una sorpresa. Te felicito.

Volveré con más tiempo.

Un saludo.

Melibea dijo...

¡Hola, querida!

Reconozco que no me gustan las máscaras, porque las asocio a la hipocresía o a la doblez. Sin embargo, por ejemplo, me atraen en cuanto a su utilización en el teatro y en la danza.

Un besito, cielo.

Nelson Diaz dijo...

Muy bueno ti blog mi apreciada amiga.. muchas gracias por tu invitación y obsequiarme la oportunidad de conocerlo y mejor aun, disfrutarlo.

Estare de nuevo por aca. muchos exitos

Saludos desde Venezuela

alas de vida dijo...

hay personas que utilizan máscaras consigo mismo, entonces me pregunto como no las van a usar con los demás, la lástima es que las máscaras te alejan tanto de ti mismo como de tus amistades y seres queridos, que a veces cuando te la quieres quitar por que te han hecho más mal que bien, ya no sabes que parte es tuya y cual de la máscara...
Por suerte, creo que cada vez vivo más sin ellas, es cierto que puedo parecer más fria, más indiferente, más dura, pero lo que importa no es lo que parezco o lo que piensen los demás, lo importante es que cada vez más a menudo las use menos...
Besos

Fermín Gámez dijo...

Coincido en que las máscaras de carnaval son las más inocuas porque declaran su falsedad.

De todos modos, si como ya se dijo toda la vida es un carnaval, todas las máscaras en el fondo son inocuas.

Nataly dijo...

Claro que me atreveria a ponerme una mascara, ya que es algo superficial, y lo verdadero lo unico lo tengo en mi interior...aunque conozco mucha gente que anda por la calle con mascaras pegadas al rostro de falsedad, mentiras y engaños, en fin asi es la vida....lo que si querida amiga, me encantan las fiestas con mascaras y disfrases de epoca!!!


Te dejo un beso enorme y lei por ahi que dejaste un poema de Poldy Bird, te cuento que es mi escritora favorita, mi primer libro cuando era muy chiquita fue de ella, y mas de una vez nos hablamos por telefono....Besitos!

.Gs. dijo...

Todas las cosas y los seres
tenemos rostros,
esas máscaras
que nos protegen

Compuertas blindadas
que gruñen y sonríen

Las manos son para la ronda
en círculo que se danza
girando, expeliéndonos,

y al no lograrlo,
porque el fuerza de tu mano
es el amor,

lágrimas, liquido blanco
que funde a la roca
como al acero.

Aún necesitamos
la mirada del otro
para vernos.

La cogí del blog de Karigüe, aquí se reflejan plenamente mis palabras.

Muchos besos preciosa!

lully desnuda dijo...

Me gusta estar sin máscaras o, como diría yo "al desnudo". En cuanto a las de carnaval, me atemorizan y más bien, no la usaria, tendría que ser que me identificara mucho con alguna, pero no, prefiero no pensar en usarlas.

Un abrazo con buena vibra!

Cecilia dijo...

Cuanta razón en lo que decís! Esos gestos reveladores de los sentimientos negativos hacen estragos en las facciones, los "rictus amargus".
A tu pregunta, usaría una máscara sin problemas de las que no dan miedo! Besos

La Gata Coqueta dijo...

Como mascara de Carnaval, sin ningun problema, porque me iba a sentir atrapada o refugiada al contrario un devertimento sin más.

Ahora segun tu, vienen las otras mascaras...

Y me pregunto yo ¿no se puede rechazar algo o no apetecible (digo esta palabra para no usar otra más fuerte) antes de llegar a poner la mascara como careta diaria.

Yo estoy acostumbrada a ir con la barbilla muy alta y vuelvo a decir hay que cortar las cosas de raiz antes "de" saber ir a buscarlas antes de que vengan y se quieran acomodar dentro de uno.

Y lo que si esta claro es que segun te hallas tratado durante toda tu vida, es lo que vas a encontrar en la vejez, te va a devolver el mal trato que le hallas dado... en todo los aspectos, fisicos y morales etc. etc.(no me extiendo más porque no es el sitio apropiado).

Un abrazo y nos vemos.

sujetotacito dijo...

Hola suu, volví, su a mi me dan miedo las mascaras, sorry, pero soy cagon, es más me dan miedo los payasos (eso es posta, cuando era chico veia un payaso y lloraba), bueno algunas mascaras son buenas, como la de spiderman jaja
besos

AndyPeCas dijo...

Tal vez porque hay máscaras que meten miedo.

Un besotote

SUSURU dijo...

Queridas/os visitantes, amigas/os que transitan por aquí.

Leí vuestros comentarios uno más enriquecedor que otro.
Todos son valiosos.

Siento que no existe una sola respuesta para los interrogantes que se plantean. Es más no sé, siento que no existe una respuesta y si existiera no sé si dejaría conforme a todos.

Les dejo una reflexión filosófica:

La necesidad de la máscara se plantea no sólo en Nietzsche, sino en filósofos que, podríamos decir según las interpretaciones usuales, se hallan alejados del pensamiento del alemán. Así, leemos: "Como los comediantes llamados a escena se ponen una máscara para que no se vea el pudor en su rostro, así yo, a punto de subir a este teatro del mundo en el que hasta ahora sólo he sido espectador, me adelanto enmascarado." En René Descartes, Obras escogidas.

Yo siento que realmente el mundo es un gran escenario, en el que cada uno de nosotros somos protagonistas y espectadores. A veces más de unos que de otros.

Qué máscaras elegimos para caminar ese escenario "mundo"?

Será que nosotros elegimos la máscara o las máscaras nos eligen a nosotros?

Ojalá podamos seguir enriqueciéndonos con este tema, ya que hasta ahora todo lo escrito es muy valioso y con ustedes sigo aprendiendo.

besotes

SUSURU dijo...

Otros comentarios que sirven para reflexionar. Lo encontré en la red:


Las caretas actuales, producto de la fantasía, la imaginación y la creatividad, forman parte de los carnavales de todo el mundo, y de las fiestas de disfraces que estos traen aparejados. También se las usa en las fiestas de Halloween.

A la par de este empleo que se continuó hasta nuestros días, la máscara o la careta - además de ser común en las celebraciones cristianas medievales- tuvo otro uso, en la Edad Media, cuando las llevaban de metal, los Caballeros medievales para protegerse en sus luchas, y en algunos casos se les agregaban muecas faciales para demostrar el carácter de quien las portaba.

Según las diferentes culturas, estos símbolos han variado en sus formas, tamaños, decoración, características, realismo o abstracción, algunas usadas para cubrir todo el cuerpo, como por ejemplo, las enormes piezas de tipo ritual de Oceanía (las de los Papúes llegan a medir seis metros de alto) y otras diminutas, como las de las mujeres esquimales.

magnolia dijo...

quiero una mascarita sagrada....muy bonitos post!!

RAQUEL dijo...

Hola Su, prefiero ir sin máscaras, enfrentando la vida con mi verdadero rostro, mostrandome tal cual soy, sin esconder mis sentimientos, mis emociones.

Las máscaras de carnaval, tampoco las usaría.

Un beso enorme.

Antiqva dijo...

Amiga, todos usamos mascaras, lo reconozcamos o no...

En el trabajo no somos como en el mundo de los blogs, por ejemplo.

En el trabajo usamos unas mascaras y aqui otras, son meros ejemplos.

Antiqva, por aqui, siempre anda con una mascara egipcia...

Ja,ja,ja

Un abrazo, amiga

Navegante Del Alma dijo...

En general le tememos a las máscaras porque son una copia del alma humana.
Jamás nos mostramos tal cual somos, en eso nos diferenciamos de los animales. Y al ver una máscara es probable que nos cause una doble sensación de una máscara encima de otra. Es esta una opinión más, solo eso.
Querida Susuru, tu comentario y propuesta ha sido estupendo, te sigo visitando...
Besos.

SUSURU dijo...

magnolia: nada impide que utilices una mascarita sagrada.gracias por tu visita.
besos

SUSURU dijo...

RAQUEL: vení como quieras, lo importante es tu presencia y tu comodidad por sobre todas las cosas.
Gracias por tu sin ceridad.
besotes.
te espero

SUSURU dijo...

ANTIQVA: buen humor, así me gusta!!! y muy buena tu ocurrencia.
te desemnascararé??? será posible??

a levantar el ánimo amigo, que buena falta hace!!!! en estos tiempos que pareciera que los gobernantes tratan de quitarnos el buen humor, tratemos de generarlo nosotros con las pequeñas cosas de la vida.

besos egipcios

a propósito :se besaban los dioses egipcios???? me quedo con esa intriga.

y un abrazo atravesando el océano

SUSURU dijo...

NAVEGANTE DEL ALMA:¿será el temor a lo desconocido lo que causa a veces rechazo, como en este caso las máscaras?

Desde ya cuento con tu presencia seductora o no en el baile de máscaras que vamos a proponer.

Quién desenmascarará a quién?

Leo muchos blogs y siento que el desaliento se esta apoderando de mucha gente. No es descabellado si tenemos en cuenta que muchos de los que por aqui nos visitamos están sufriendo muchos disgustos a nivel laboral, muchas malas noticias en su entorno los aislan y siento que la herramienta blogger puede ser un elemento para que la mente se ocupe y se distraiga de malospensamientos convocando a la alegria.

A eso apunto.Espero no sea un delirio.

besos con la máscara cotidiana,

Natacha dijo...

Me asustan las máscaras porque no puedo ver... soy capaz de leer cosas en la piel de las personas y no suelo equivocarme... con una máscara me siento perdida, ciega...
Un beso, mi niña
Natacha.

Lidia M. Domes dijo...

Hola, Su...

Me dejaste pensativa...

Las máscaras cotidianas, suele haber varias: algunas plenamente conscientes, otras, varias, aparecen solas sin darnos cuenta siquiera...

Estoy reconociendo algunas agraceciéndoles los servicios presádos y "quemándolas"...

Abrazos,

Lidia