viernes, septiembre 26, 2008

Interrogantes acerca de las diferencias. Susuru

"Ciegos y gordos, alcohólicos y viejos, negros y tutelados, tullidos y comunistas, analfabetos y hemofílicos, huérfanos y favelados, desactualizados y homosexuales, chaparros y toxicómanos, feos y encarcelados, solitarios y tartamudos, estrábicos y neuróticos, desempleados y diabéticos, prostitutas y poetas, extranjeros e impotentes, pobres y genios y todos aquellos que se distanciaron del modelo del ser humano "normal", siendo autores de la misma historia, ¿quién sobraría para el lector?.
¿Somos la minoría?. El problema es que, en la mayor parte de las veces, no sabemos vivir con nuestra propia diferencia, ni con la de nuestro semejante.
El estigma es el resultado social de la uniformización de las diferencias. Imagínese un día, que un ser humano feliz, debería ser bonito, saludable, inteligente, rico y sensible..."
Susuru se pregunta: ¿quién o qué define a una persona como "normal"?. ¿Qué requisitos debe reunir?. Se mide con los mismos parámetros esa "normalidad" en una entrevista laboral, en la admisión a un sistema de salud, en el libre acceso sin incomodidad por cada espacio que se transita?.
Los animo a responder estos interrogantes que, a partir de lo que escribe un autor, me llena de interrogantes a mi misma. ¿Se atreven?. En las respuestas obtenidas, quizás encontremos algunas respuestas....los espero, como siempre.
Marco Antonio de Queiroz: "Sopro no Corpo" (Soplo en el Cuerpo)

7 comentarios:

Gisela dijo...

Todos somos víctimas y victimarios de los ESTIGMAS culturales. Los interiorizamos desde niños, en el hogar, la escuela, los grupos de amigos, el trabajo. Los tenemos al alcance de nuestras manos casi inconscientemente mientras interactuamos con el otro. Los usamos, los padecemos, a veces reflexionamos sobre ellos pero diría que casi casi no les podemos escapar.

JOP dijo...

La uniformización no es otra cosa que un intento concensuado y atroz de control social. Una tendencia normatifizadora que genera normas y conductas que incluyen y excluyen y que, perversamente, producen una repotenciación de la exclusión con las conductas que define y categoriza como marginales, ya que la marginalidad inexorablemente genera, a su vez, conductas marginales. Así, hasta el infinito.
Una pregunta posible es aquella que remite a interrogarse si esa tendencia normativizadora tuvo origen en algún momento histórico o si se manifestó, con las características actuales, en todas las épocas de la humanidad.
Descontrucción y genealogía; dos instrumentos para elaborar respuestas posibles.

¿Quién establece los patrones de medida de inclusión y exclusión? Los grupos dominantes.

Melibea dijo...

¡Hola, gente! Resulta que en mi trabajo he estado hablando de que la diferencia no debe implicar desigualdad a partir de un poema de Nicolás Guillén ("Balada de los dos abuelos"). Todos somos diferentes y eso supone una riqueza cultural, social o del tipo que queramos. Además, ser diferente es un derecho: el ser humano ha de elegir el camino que guste para desarrollar su vida sin atentar contra la libertad y los derechos ajenos. En cuanto a esto, quiero subrayar una cosa: es curioso que las personas que catalogan como "normal" o "anormal" son las que deberían mantener la boca cerrada. ¿Qué es lo normal? ¿Lo esperado? ¿Y quién determina lo esperado? ¿Es la gente con poder la que debe realizar las escalas sociales? Yo creo que nadie tiene que imponerse, ni mucho menos su modus vivendi. Las personas carecen de las mismas posibilidades por las circunstancias que las rodean y no por ello son de categoría inferior. Bueno, siento extenderme, pero creo que la globalización esconde ciertos males, muchos de los cuales provienen del capitalismo deshumanizador. Ahora está de moda ser global en detrimento de la idiosincrasia.

Ahí dejo esto, no sin cierto pudor: VIVA LA DIFERENCIA, ahí reside la libertad.

SUSURU dijo...

a partir que Melibea me mencionas a Guillén, no puedo menos que dejar plasmadas estas letras que alguna vez él escribió:

Miro a los hombres nacer,
miro a los hombres pasar;
hay que andar,
hay que vivir para ver,
hay que andar.

Cuando yo vine a este mundo,
te digo,
nadie me estaba esperando;
así mi dolor profundo,
te digo,
se me alivia caminando,
te digo,
pues cuando vine a este mundo,
te digo,
¡nadie me estaba esperando!

y con esto me sumo a tu VIVA LA DIFERENCIA!!!!

Y en mucho doy gracias a todos los artistas que en sus obras de arte han podido dejar testimoniadas "las diferencias", esas que muchos gobiernos dictatoriales intentan tapar con el tan mentado: hola marketing!!!
no me extiendo porque me apasiono, y este es un espacio breve, de todos modos remarco la palabra LIBERTAD, como eje que sostiene las riquezas individuales para complementar y multiplicarse en la diversidad.

besos a todos.

SUSURU dijo...

Gisela Jop, Melibea: respondiendo y reflexionando acerca de los interrogantes que planteé en el post y contribuyendo con vuestras respuestas me encuentro con algunas afirmaciones tales como:

"La belleza es eterna cuando se refleja en el espejo" Kahlil Gibran.


"El dualismo persona-cuerpo domina la tecnociencia, que ha convertido al cuerpo en un accesorio de la presencia. Pero la felicidad no se teje con la técnica, sino con el sentido que damos al cuerpo y a la existencia." declara el sociólogo y antropólogo David Le Breton

estas son algunas respuestas que a mí me siguen abriendo interrogantes a los que no encuentro respuestas, probablemente me falten conocimientos para poder, por ejemplo dar a JOP, una contestación clara acerca de en qué momento, cómo y en qué circunstancias se inicia el proceso de exclusión....

seguiré investigando.....espero y ojalá se den más aportes a este cuestionamiento que nos involucra a todos.

Rina dijo...

Un tema sumamente interesante en los tiempos actuales.... yo casi siempre concluyo como Lennon: lo que necesita el mundo es amor!!!!
hoy escuchaba en las noticias del mediodía mexicano que en finlandia hubo otro ataque estudiantil de un menor a sus compañeros... varios muertos.... el locutor, con un sentido totalmente armónico comentó que en ese país el afecto y las expresiones personales son casi inexistentes por lo que los muchachos están siendo un problema tremendo... qué necesitan digo yo? amor, afecto, empatía, aceptación.
para criticar y señalar qué el lo normal...... sería incalculable lo que pudiera decirse....
muy buenas las participaciones en este tema, son enriquecedoras.
saludos a todos.,
rina.

Melibea dijo...

¡Hola, Su! Perdona que no te contestase antes, pero he estado de fin de semana con una amiga y, además, tengo la conexión de internet algo mal. En fin..., paciencita.

Muchas gracias por el poema de Guillén. De hecho, en el trabajo vamos a leer algunos más de este autor, así como estudiar su vida y su obra.

Besos

PD: ¿Qué tal el fin de semana? Yo me he tomado dos cafés exquisitos esta tarde. ¡Uno con helado!