lunes, septiembre 15, 2008

gato barbieri - last tango in paris

Leandro “Gato” Barbieri (Rosario, Argentina; 28 de noviembre de 1932), es un saxofonista argentino de jazz. Representante destacado del jazz latino, Barbieri, que tocó en su juventud en la banda de otro destacado jazzista argentino, Lalo Schifrin, ha abordado también en su carrera el jazz de vanguardia, sobre todo en los años sesenta, y el pop y la fusión a finales de los setenta. Ha sido influenciado por John Coltrane, Pharoah Sanders y Carlos Santana. El saxo de Gato Barbieri tiene frecuentemente un tono desgarrado, a base de notas largas y con un volumen elevado. Biografía esencial [editar] A los doce años aprende a tocar el clarinete tras sentirse impresionado por la escucha de "Now's the Time" de Charlie Parker. Se traslada con su familia a Buenos Aires en 1947 y continua recibiendo lecciones de música, cambiándose al saxo alto; hacia 1953 se convierte en una celebridad musical gracias a sus actuaciones en la orquesta de Schifrin. A finales de los cincuenta, Barbieri comenzó a dirigir sus propios grupos, tocando ya el saxo tenor. Se traslada a Roma en 1962 y conoce en París a Don Cherry, uniéndose a su grupo y empapándose del jazz de vanguardia. Tocó también con Mike Mantler's Jazz Composers' Orchestra a finales de los sesenta. Ya en los setenta, Barbieri experimenta un cambio musical y se decide por la reincorporación en su música de melodías, instrumentos, armonías, texturas y ritmos sudamericanos con dos excelentes músicos como Domingo Cura y Adalberto Cevasco. Discos como el directo El Pampero on Flying Dutchman y sus obras para Impulse (con exploraciones de ritmos y texturas brasileñas, afrocubanas y argentinas) le proporcionaron un gran prestigio en el mundo del jazz. Fue, no obstante, un éxito comercial el que lo llevaría a sus cotas más altas de popularidad: su sensual banda sonora para la película de Bernardo Bertolucci El último tango en París, de 1972. Un contrato con A&M en los Estados Unidos le llevó a realizar discos de fusión entre jazz y pop a finales de los setenta. Se centró luego, a principios de los ochenta, en un sonido suramericano más intenso e influenciado por el rock, aunque sus oscilaciones estilísticas son constantes en su carrera. Aquejado de serios problemas en el corazón y afectado por la muerte de su mujer, Barbieri estuvo inactivo prácticamente a lo largo de toda la década de los noventa, pero regresó en 1997, tocando intensamente en el Playboy Jazz Festival de Los Ángeles y grabando a partir de entonces varios discos.
fuente: wikipedia
dedicado a todos los amantes del jazz
y con este post y esta música, van incluídos mis deseos de buen comienzo de semana para todos. susuru

4 comentarios:

Melibea dijo...

¡Cómo me gusta la música! La adoro, posta. Me llena de varias sensaciones y me inspira historias infinitas.

Gracias por informarme y por enseñarme tantas cosas.

Te ofrezco un café amarguito y templado, porque ya comienza a refrescar acá. ¿Las acompañamos con medialunas?

Besos

SUSURU dijo...

Hola Meli!!!! estoy llegando tarde?????? pues estoy con muchas ganas de tomar cafecito caliente con mediaslunas.

Y si a vos la música te inspira historias infinitas, a mi me recuerda a Marlon Brandon joven cuando interpretó la peli, que fue prohibida en Argentina y había gente que cruzaba a Uruguay para verla.....en fin..para aquelos momentos, sensualidad y erotismo al por mayor...y ni te imaginas lo buen mozo que era el rosarino, el Gato Barbieri, de muchachito....
mejor me voy a tomar el café con leche que debo dar clases por la noche y me duele la muela, estoy fastidiosa......
besote

sujetotacito dijo...

hola, te cuento lo q hago para poner musica, simplemente uso un par de paginas web q ofrecen el servicio y son
http://www.imeem.com/
y
http://boomp3.com/
ambas tienen buscador asi q buscas la cancion si estan t da una opcion para ponelrla en el blog, como un video de youtube y tenes la opcion de subir vos una cancion si no está.
bueno no soy muy pedagogico pero cualquier cosa preguntá q con gusto t doy una mano
un abrazo

petitapetitesa dijo...

Te dije que me iba a dormir, pero me quedo un rato escuchando la música.

Besos