jueves, febrero 01, 2007

DRAMAS MANDIBULARES

"- Las mandíbulas son nocturnas. Salen entre sueños y se reúnen a masticar la melancolía diurna y la destrozan. - Gozan desgarrando las palabras amables, las sonrisas vacías de la nada cotidiana. Son poderosas, de muchísima fuerza, mueven el mundo, los continentes, en un apretar de dientes blancos. - Dominan el itinerario de la bronca y lo conducen al dolor, nunca al llanto. - Caminan silenciosas por las tardes laborales y se llaman con un leve crujido en las noches opacas. Estallan con un chirrido agudo de cuchicheo embrujado en la madrugada. - Las mandíbulas son las únicas que desafían la gravedad a cada instante. Obturan el babeo, limitan a las moscas, frenan los bostezos y eructos indeseables. - Cuando hacen el amor, se babean, moluscos libidinales intercambian fluídos y alientos. Son sublimes, cuando besan. Dejan pasar saliva, lengua, aliento y se fusionan en la ternura de otros labios o se fagocitan sumisas en el furor del encuentro, como bestias. Como ángeles (centellean en amistosas carcajadas)" Texto de: Elina Matoso

2 comentarios:

JOP dijo...

Bellísima poesía. Asombrosa la potencia de la metáfora.
El verso "Dominan el itinerario de la bronca y lo conducen al
dolor, nunca al llanto" cautiva particularmente la atención. Expresando, entre otras cosas, el deslizamiento (la metabolización) del sufrimiento hacia sensaciones más opacas.
Mi favorito: "Son sublimes cuando besan".

Elina Matoso, para mí, todo un descubrimiento.

SUSURU dijo...

Elina Matoso es una grande, además de ser una MAESTRA, y mi formadora en los últimos tiempos de esta profesión elegida.