lunes, febrero 12, 2007

OSHO I Celebrate Myself

Cuando miles y miles de personas en la tierra celebran, cantan, danzan, se sienten estáticos, borrachos con lo divino, no existe la posibilidad de un suicidio global. Con tal festividad y con tal risa, con tal salud y sanidad, con tal naturalidad y espontaneidad, ¿cómo puede haber una guerra?... A ti se te ha dado la vida para crear, para disfrutar y para celebrar. Cuando lloras y sollozas, cuando te sientes miserable, estás solo. Cuando celebras, toda la existencia participa contigo. Solamente en la celebración nos encontramos con lo supremo, lo eterno. Solamente en la celebración vamos más allá del círculo de nacimiento y muerte.

2 comentarios:

JOP dijo...

Bellísimo!!!!
A propósito de los predicadores de la tristeza, de la sobriedad y de la muerte, diría Nietzsche. De los que pregonan el acetismo y la moderación aquí, con la vacua promesa del más allá.
Nietzsche, Nietzsche y otra vez Nietzsche. ¡Cuánta falta nos haces!

SUSURU dijo...

Y NIETZSCHE expresó: "La verdad es que amamos la vida, no porque estamos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor."