martes, noviembre 18, 2008

Adagio. Susuru

Fue un momento corto intenso, memorable.

Il profumo di mamma quando cucina….Ahh!!!!.

La minestra con vino tinto, el ajo, la escarola, los calamares nadando en aceite hirviendo.

Las manos de Pietro esculpiendo el cuerpo de Lara Fabian en chocolate mientras ella cantaba.

Las abuelas, las tías, cocinando en ollas grandes para satisfacer a los hombres de la casa.

El recuerdo de esa estadía corta, intensa, vivida una vez en la casona familiar de Cagliari, Italia.

Imagen: "Adagio" de Antonio Pujia

9 comentarios:

isis de la noche dijo...

Qué linda reminiscencia amiga..

Me hace recordar a mi "nona" cuando cocinaba las comidas típicas en las fiestas y para mí no habia nada mejor en el mundo que probar la primera muestra de la exquisitez que había preparado..

Se me ha llenado el corazón de añoranza... por mi nona, por su comida, por la niña que fui..

Ay.. que he dejado un enorme suspiro en tu blog amiga ;)

Un abrazo ;)

Antiqva dijo...

Amiga, me gusto tanto esto que algun dia lo pondre en mi blog, y entonces aunque no diga nada te lo dedicare a ti.

Me encanta, de siempre, Albinoni y la musica barroca en general.

Un abrazo, amiga

Alatriste dijo...

Recuerdos que nos hacen pensar. Un texto entrañable. Muchos besos, amiga y gracias por dejarme tu cariñosa huella. Hasta pronto.

Alatriste dijo...

Por cierto, perdona el olvido. Me encantó tu regalo. Gracias de corazón. Las palabras inteligentes y llenas de sentimiento son mi debilidad. Hasta pronto.

SUSURU dijo...

isis: gracias por dejarme tu sentir tan íntimo y tan cálido.
besos con sabores y perfumes de la cocina de la infancia.

SUSURU dijo...

Antiqva: me sentiré muy honrada y orgullosa si alguna vez me dedicas un Adagio a mí.
besotes..con la música del Bolero, de Ravel

SUSURU dijo...

Alatriste: feliz yo que un poeta de tu magnitud se acerque a este lugar. Yo iré a dejarte mi huella cada vez que pase por tu desvan, espero que no me hagas esperar demasiado con lo que sigue de la historia.

besos poéticos para ti, entre la contabilidad y la literatura.

JoLuis dijo...

QUÉ LINDO!!!!
BESOS, BESOS Y QUIERO MÁS DE ESTOS RELATOS TAN ESPONTÁNEOS.
SALU2

Rina dijo...

comí mariscos, tomé vino blanco, la casa se llenó de risas y hasta una foto dejé para el recuerdo...
yo me permito decir, sin la más mínima intención de lastimar a otra persona que aquí lea lo que me sale del alma:
no añoro la infancia ni los olores de los guisos....
sigo niña en tiempo prudente y cada día preparo con el mismo sazón
de mi madre, que aun vive..... lo que me hace sentir felíz.
qué placer es comer, leer, y con la grata música que incluyes la vida se vuelve una golosina.

esa nota de Alatriste : palabras inteligentes y llenas de sentimiento son una poesía completa.

un privilegio estar aqui.

rina