sábado, julio 19, 2008

Marta y Jorge. de: Constancio C. Vigil

Me llaman "Marta y Jorge", porque el hombre que me escribió tenía dos hijos con esos mismos nombres. Los tenía... ya no los tiene...No están más en la tierra; no puede decirles a ellos estas cosas, y habla para vosotros. En cada niño ve a Jorge, en cada niña ve a Marta.¡ Es la única manera que puede consolarse de su pena !. Es un hombre ya viejo que desea, más que todo, que vosotros seáis felices. Procuró no hacer en su vida daño a nadie; se esfuerza para ser útil a sus semejantes. Trabaja todos los días, trabajó siempre. Unas veces escribe; otras veces se dedica a su jardín. Ama mucho a los árboles, que también son como niños. Cuando más viejo es, más se convence de que la alegría consiste en trabajar en lo agradable y en cumplir cada uno con su deber. No ha conocido a ningún malo dichoso; a ningún holgazán sano y alegre. Vosotros tampoco los conoceréis. Yo os ayudaré para comprender mejor la vida y para ser más buenos, es decir, más dichosos cada día. Porque la bondad y la dicha no pueden separarse. En mí hablan dos seres y las cosas como hablarían si tuvieran alma. Después de leerme pensaréis en lo que dicen las otras cosas y los otros seres. De esta manera desarrollaréis la inteligencia y la sensibilidad y adquiriréis aptitudes de observación y de reflección que os serán útiles para toda la vida. Así aprenderéis a amar y también seréis amados. Aprenderéis, sobre todo, a admirar la obra de Dios, y cómo importa caminar hacia El, conocerlo, adorarlo en su infinita sabiduría y en su infinita bondad. En cada una de mis páginas hay un beso del hombre que me escribió para cada uno de vosotros. Y lágrimas de ternura, porque os quiere lo mismo...lo mismo... que si fuerais Marta y Jorge.
CONSTANCIO C. VIGIL
Publición de: María Cristina Faleroni

Este es un fragmento de un libro que dejó huella en mi vida. No recuerdo si lo leí cuando cursaba la escuela primaria o los primeros años de la secundaria. Hace mucho tiempo que desapareció de mi biblioteca. Intenté comprarlo en cada librería, en cada feria de libros que asistía sin resultado positivo. Navegando por el espacio virtual hallé este fragmento y sentí que era una oportunidad para tenerlo yo también en este lugar. Una literatura que si bien me transporta a otros momentos de mi vida, me recuerda palabras de mi padre, que aparecía por las noches con intención de apagarme la luz, para que dejara de leer. Pensaba que me enfermaría de leer tanto. Y sin embargo yo siento que esas lecturas tan enriquecedoras fueron las mejores vitaminas para mi crecimiento interior. Agradezco a la vida, el haber podido desarrollar el gusto por la lectura de diversos autores, un placer que no abandono. Susuru

11 comentarios:

Melibea dijo...

¡Hola, maja! Estoy de acuerdo en que la lectura es una manera fantástica de ser feliz, de conocernos y conocer el mundo, de satisfacer nuestra imaginación, de comprender al otro, de intentar lo imposible... Leer es un dulce que se deshace en la boca, como esos bombones que me invitas a tomar.

Un abrazo.

Náufrago Nocturno dijo...

Hola Susuru, pase un ratito para desearte feliz día.
¡Besos! y seguí publicando cosas tan sensibles, más que lindo lo tuyo.
La seguimos...

SUSURU dijo...

Melibea, Náufrago, qué lindo que hayan pasado por aquí.
Tengo más bocaditos de chocolate con ciruelas para ustedes, tomen todos los que gusten y continuémosnos endulzándonos el cotidiano vivir a nuestro modo, que mal no hace....
Continuaré con las visitas, no lo duden.
Abrazotes a ambos

Anónimo dijo...

/Gracias a mis amigas:/
// /por hacerme parte de un grupo tan hermoso./
// /por tenerme paciencia, cuando estoy mufada, cuando no tengo ganas o cuando las tengo de jorobar demasiado./
// /gracias por respetar mis silencios cuando omito respuestas./
// /Por ser tan personas y enseñarme algo bueno todos los días./
// /Por hacerme reir a carcajadas o por arrancarme una lágrima/
// /Pero por sobre todo, por abrirme su corazón./
// /Sepan que las quiero y las valoro , así como son cada una " azúcar, pimienta y sal" y les dejo las palabras de una amiga querida:/
// /" si robás, que sea un beso./
/ si llorás que sea de alegría /
/ si vas a perder, que sea el miedo /
/ y si vas a contar con alguien que sea conmigo "./
// /¡FELIZ DÍA DEL AMIGO !.../
// /LKM/
//

Anónimo dijo...

MARTA y JORGE, una maravilla que había olvidado. Vengo a verte y empezaron a emerger un montón de imágenes de la escuela primaria,fue entonces cuando lo leí y recuerdo que lloraba a medida que leía y pasaba las páginas.....Cuánta sensibilidad puso de manifiesto el autor cuando lo escribió. Y ahora, mirando atrás, a lo lejos del tiempo, me vuelvo a emocionar visualizándome con guardapolvo blanco, trencitas con moñitos que tan prolijamente mamá peinaba cuando uba a la escuela.
Me quedé embelesada....no me dan ganas de irme de aquí. Que fuerza emocional me transmitió este fragmento de Constancio Vigil....
Marta y Jorge, eran reales, o sólo personajes inventados por el autor?
Está diluviando. Ideal para venirme a tu blog.
Abrazos.
María Lidia

Melibea dijo...

Gracias, Susuru, me encantan los dulces, cielo. Yo también te ofrezco un cafecito y unas pastitas de mantequilla muy ricas, mientras lees mi blog (jeje).

Un abrazo.

SUSURU dijo...

Dulce Melibea: no puedo rechazar tu invitación...voy rapidito a tomar el cafecito y degustar las pastitas.
Espérame.
besitos

Beatriz Lilian dijo...

Cuantos recuerdos nos traes en esta nota sobre C:C:Vigil, Uruguayo de nacimiento, se radicó en B. Aires y nos deleitó con su prosa. A "Marta y Jorge" todo un libro tendríamos que agregar "La Hormiguita Viajera," y "El Mono Relojero," agregando esa tan esperada revista
Billiken, que ayudaba tanto. Hemos perdido con este modernismo, cosas que debiamos
rescatar, podremos?? Susuru, quizá nos sirvas de guia.....
Besote

Beatriz

Anónimo dijo...

Para Su:
...eres especial para mi
he hiciste una diferencia en mi vida...
Con el cariño de siempre Elvira.

SUSURU dijo...

Beatriz: Constancio C.Vigil ha dejado huella sin duda con su trabajo. Creo que la memoria es un buen recurso para que no queden en el olvido aquellos recuerdos que más nos gustaron.
Cariños.

Elvi: gracias por tu ternura y por llegar.
besotes

Anónimo dijo...

Querida Susu, entrar a tu página, es como respirar un sorbo de aire puro, percibir el perfume de una flor, y saber lo que es la ternura mediante tu delicada sensibilidad por las pequeñas y grandes cosas de la Vida. Tienes un lenguaje diáfano y puro, transparente el alma y el corazón... por todo tu talento, tu creatividad, tu arte, y la maravillosa magia que tienes como ser humano, te he distinguido con un premio que simpoliza y destaca todas estas cualidades, como así también la calidad y el contenido enriquecedor que has sabido nutrir a este sitio. No he encontrado tu E.Mail para enviartelo pero te dejo el mío para que lo reclames. es : cristina.faleroni@gmail.com . Y en este sitio, puedes elegir el que más te agrade o tenga afinidad con tu página. http://premiofaleroni.blogspot.com
Un gran abrazo y ¡felicitaciones!

MARÍA CRISTINA FALERONI
Pintora y escultora argentina