miércoles, julio 09, 2008

Expresión...Susuru

Hay determinados tipos de recursos expresivos que se vivencian más o menos intensamente que otros. El canto, la música, la gente, la vibración, el amor, la fuerza transmitida, pueden construir como esta vez, puentes de comunicación, para que al recorrerlos y encontrarse los unos con los otros, puedan llegar a conectarse, sumar, multiplicar y recrear el arte por el arte mismo hasta conformar un grupo de amistad.

Sur, paredón y después,

Sur una luz de almacén...

Estoy mirando atrás

y puedo ver mi vida entera

y sé que estoy en paz

pues la viví, a mi manera......

y me muero por tener algo contigo.......

una vidala canta a la soledad, la abuela baila una zamba y otros destituyen a las rosas, con fuerza, con ganas, contagiando, gozando, viviendo...
Construir, transitar, concurrir, compartir, permitir, reír y reír con "Las Majas del Bergantín".
Despojados de toda armadura partieron y llegaron cantando. Con flauta traversa, guitarra, piano...Y desde los parlantes, a todo volumen desde más lejos, pero sintiéndolo más cerca, Silvio Rodríguez y sus "Locuras"....hay locuras, hay locuras que valen la pena vivir.
Foto: gentileza de Inita, autor: PACO

11 comentarios:

JOP dijo...

Recursos expresivos. La resignificación de aquello que a veces no se puede decir directamente. Sigo pensando que hay tantas maneras de decir algo, y siempre lo más profundo, que es por eso que la humanidad da vueltas siempre en la búsqueda de modos nuevos de decir sobre lo mismo.
Interesante propuesta la del post. A veces una palabra justa o una frase adecuada, una imagen, una melodía, y esta todo dicho.

Besos.

Anónimo dijo...

Que hermoso lo que escribió Susana !!! Me encantó.
un beso enorme y también un enorme GRACIAS!
DIANA

Anónimo dijo...

en ese sitio está Locuras por Silvio, en vivo. Nunca lo había visto. Y debe estar pasando algo en el ambiente porque yo me ando emocionando fácil.

Me pasó con las fotos, mirándolas y editando en casa tantas veces. Despues pensé, que era bueno que me pasara en casa esta revuelta de lágrimas, que así le sacaba exorcismo y me pasaba de largo en la fiesta.

Y ayer el corazon andaba rapidito, mientras mirabamos las fotos.
No creo que sea solo lo que extraño a Ana Sidi.
Creo que tambien es la alegria de poder cantar sola, de haber encontrado a Pedro, de unas palabritas de Marcelo.

El amor no sobra nunca.

un abrazo


Lili Gioia

SUSURU dijo...

"El amor no sobra nunca". Qué fuerte me tocó!!!!
Gracias por vuestros comentarios.
Y sigamos construyendo la vida, con puentes de unión, para salvarnos, para no estar solos, para agradecer, para permitirnos esas locuras que son las de la esperanza, la de que nada es imposible.....celebremos la vida!!!

Anónimo dijo...

Cuando vivía en Olavarría, allá por mis trece años, había un puente colgante de madera, que permitía el paso sobre el arroyo Tapalqué, desde el pueblo viejo al nuevo.
Ese puente,que no cabía en mi imaginación, porque no los había visto antes, llenaba mis fantasías.
Además ¡ se movía endemoniadamente! y nunca faltaba el gracioso, que lo cruzaba corriendo batiéndose de un lado al otro, lo que daba la sensación, que de allí....al agua....¡ no había nada!. El puente me intrigaba, pero el miedo no me dejaba pasar. Allí se terminaban mis aventuras. Hasta que un día, mi padre, que se enteró de mi miedo y al que no le gustaba que nos rondaran fantasmas, me llevó para ese lado.
Cuando llegamos, mi cara de espanto debe haber hablado por mil palabras.El miró el puente, me miró a mí y dijo: es sólo un paso. Va haber miles de ellos en su vida y va a tener que enfrentarlos. Míreme y comenzó a cruzar el puente, manos en los bolsillos. Cuando llegó al otro lado, regresó y en el mismo medio, empezó a batirse de un lado al otro.Después regresó a mi lado y me dijo: ahora vamos a cruzar los dos juntos, pero recuerde: no siempre voy a estar, suyas serán las decisiones, los miedos,los logros y los fracasos, pero jamás deje que el MIEDO le deje intentar algo.
Cruzamos el puente tranquilos y al regresar... lo batimos...
Perdí el miedo porque él estaba allí, pero jamás olvidé la lección.
Por eso el año pasado me subí a los aviones, ¡con el miedo que les tengo!.

Miren Rina y Su, lo que trajeron a mi memoria con ese puentecito de madera.
Un abrazo. Dora

SUSURU dijo...

gracias dorita por traer a este espacio una anécdota tan tuya y tan bien descripta.
otro abrazo para vos.

Anónimo dijo...

WOUUUUUU.......

qué letras escribes querida MASSU !!!!
ACLARO QUE LA FOTO NO ES MÍA........ ES DE UN TAL PACO QUE TIENES EN TU NUEVO BLOG.. YO LA PASÉ A NUESTRO ESPACIO ..... OK? NUNCA HAY QUE SALUDAR CON SOMBRERO AJENO....
muchas gracias por estas letras que vuelvo a copiar en rojo..... doy el crédito a quien corresponde: Su.
felicidades por esa inspiración!!! efectivamente., locuras que vale la pena vivir.
qué bueno que estamos en contacto.
inita

SUSURU dijo...

tienes razón inita, no hay que apoderarse de obras ajenas, con tus dichos, salvamos mi error en la autoría, te parece?
estamos en contacto, es cierto pero quizás mucho mejor en darnos permiso para la "locura", para salirnos de lo impuesto y continuar creando.
y a prepararse para las nuevas locuras....siempre habrá más que se colarán por este espacio.

Anónimo dijo...

Qué emotivo es lo que has contado Dorita.. Lleno de recuerdos y sentimientos, pero me ha dejado hoy ver algo maravilloso de tu interior. Esta clase de emociones, recuerdos de infancia, son temas apasionantes, nos has compartido lo que viviste y sentías, pero dentro de tu enseñanza, me has dejado una a mí también. Un fuerte abrazo.

Tere

SUSURU dijo...

¡Qué buen intercambio!!!
me alegro por todo esto.
Gracias a todos ustedes que me ayudan a crecer un poquito más cada día.
Esta vez se unió Argentina y México, sigamos sumando

Omar dijo...

Hola Susuru: Muchas gracias, es lo primero que se me ocurre decirte, en nombre del coro. No es solo mi expresión sino también la de todos mis compañeros, que vieron reflejado en tu comentario, el espíritu de la FIESTA que compartimos el miércoles pasado. Cada vez que revivo esos momentos de emoción, quedo más impresionado por los silencios. Si nparece contradictorio que en una fiesta haya silencios no?? Pero coincidrás conmigo, que en muchos momentos, el respeto, la emoción y el cariño para quien se animara a hacer algo, desde su corazón para disfrute de todos, impuso el silencio como fondo. Se me ocurre esta imagen. El sliencio acunando a quien canta, o quien pulsa la guitarra. Muchas gracias, por reflejarnos tal cual somos.
Un beso.
Omy