martes, junio 24, 2008

Mis orígenes: Susuru

Tarantella Calabrese - Tradizionale Tarantella Napoletana

Esta música, este baile, me transportan a mi niñez. A la casa de mis abuelos italianos: Carmelo y Pedro. A los vecinos que vinieron de Italia y se reunían para las Fiestas de Fin de Año a recordar música de su tierra. Y los chicos que como yo, como mi hermana,como mis tías y primas,como mis amigos, nos divertíamos con esta danza alegre que nos agotaba de tanto bailarla y volverla a bailar. Hoy me pregunto: ¿cuántas costumbres, rituales se perdieron en nuestra familia, en los descendientes de inmigrantes que llegaron a la Argentina, dejando la guerra??? ¿Qué nuevos rituales los reemplazaron??? ¿Cuánto ganamos?, ¿cuánto perdimos? Me quedo pensando y escuchando música folklórica italiana.

4 comentarios:

JOP dijo...

Tus preguntas, a mí, me interrogan, entre otras cosas, sobre la cultura y sus cambios. ¿Todo tiempo pasado fue mejor? Pienso que en el transcurso del tiempo muchas formas de las culturas se van transformando, modificando, mutando, para decir de un modo diferente, para responder de alguna forma novedosa, con estilos nuevos, a las preguntas de siempre. Me parece que las formas de relación social, como construcciones históricas, no hacen más que expresar, con representaciones simbólicas, nuestra posible relación con el mundo y con la existencia, en determinado momento histórico.
Ahora sí, cuánto pierde cada uno en el transcurso de su vida, como individuo, está atado a la diacronía de nuestro efímero paso por esta tierra. Posiblemente sea eso lo que nos ubica en una generación y nos hace añorar los que nos forjó en determinado momento, y nos excluye de otra. No sé. Me quedo pensando.
Beso.

Anónimo dijo...

Hola Su,

estuve leyendo ayer el blog e imprimí lo que escribiste, tenés que hacer el librito, estaría bueno.

Mañana si puedo voy, me gustaría mucho.

Un beso, Patri

SUSURU dijo...

Hola Patri!!! imprimiendo lo que escribo???
me parece que debo apurarme con el librito...
te espero
besos

Anónimo dijo...

Cuánta herencia, y saber trasmitirla Su !!!, es un privilegio contar con padres y abuelos que te hacen amar las raíces, ahora te toca hacer esto mismo con tus hijos y nietos por venir, que no mueran las tradiciones. Gracias por compartirnos esto.
tere