domingo, junio 29, 2008

Fogata de San Pedro y San Pablo. Susuru

Los 29 de junio, después de haber recolectado las ramas secas de los árboles y acumulado durante semanas toda clase de elementos combustibles, que nos regalaban los vecinos, llegaba el momento culminante. Los chicos, entre los que me incluyo, acompañados de nuestros mayores, encendíamos nuestra «fogarata». Generalmente la armábamos en Muzzilli entre Albariño y Miralla. La «fogarata» era un ritual que para quienes la preparábamos, y la encendíamos nos permitía compartir y disfrutar de una noche mágica. De comer batatitas doradas a las brasas., de construir un muñeco con trapos viejos y con todo lo que allí se había dispuesto. Y en una noche fría de invierno, a la caída del sol, nadie tenía frío. Todos estábamos al abrigo del calor de “nuestra fogarata”.
El poeta Julio Huasi escribió estos versos retratando con palabras aquellos instantes que vale la pena recordar:
Los purretes trajeron la madera,
tablones, sillas rotas, un catre y un cajón.
La montaña se hará pronto una hoguera,
las viejas tendrán brasas, no gastarán carbón.
Un incendio crepita en cada esquina,
en medio del invierno todos tienen calor;
las muchachas de risa cantarina
los ojos se les queman, fogatas del amor.
Yo quisiera poner algún muñeco,
llenarlo con las penas, la angustia y el sufrir,
y tirarlo cual pobre palo seco
y que se vuelva humo por siempre en mi vivir.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora, en cuanto empezas a juntar las ramas, seguro que un vecino llama al 911 y en otros cinco minutos tenés dos patrulleros de la PFA, con una brigada de la DG de Medio Ambiente, previa convocatoria a los medios de prensa, y el correspondiente parte al FBI, con expresa intervención de la División Toxicología y el Asesor de Menores e Incapaces, con el argumento de que se estaría tratando de desarticular una célula terrorista que piensa hacerse humo (literalmente), por lo que cerrarían las arterias de circulación por varios días para evitar la fuga (salvo, claro está, que se instale una carpita).

Un besito

marilú

Anónimo dijo...

hermoso recuerdo, gracias por compartirlo !!! CRis.

Anónimo dijo...

Hermoso tu compartir Su.
Quedo con una duda.....cual era el motivo para este ritual????
Lore

SUSURU dijo...

no es una fogata como las que hacen los boy-scouts en sus campamentos, o cualquiera que quiere quemar hojas en el oto�o, o simplemente entrar en calor: La fogarata es un rito religioso, y conserva ese car�cter a�n cuando quienes la preparan, la encienden y la disfrutan en esa noche m�gica, ignoren que ese d�a se conmemora el martirio del primer papa, San Pedro, y del Ap�stol de los Gentiles, San Pablo.

Al amanecer del 29 de junio del a�o 67, ambos fueron sacados de la prisi�n para ser ejecutados por orden de Ner�n. Pedro fue llevado a la Colina Vaticana y crucificado cabeza abajo seg�n su deseo, por considerar demasiado digno morir como su maestro.

Pablo fue conducido a Ostia, lugar pr�ximo al r�o Tiber, y all� fue decapitado. Su cabeza al caer dio tres saltos, y del suelo brotaron otros tantos manantiales. A�n hoy los peregrinos que van por la Via Ostiense se detienen all� para llevar agua de las fuentes milagrosas.

Tanto el agua como el fuego son tomados como s�gno de otra realidad inexpresable. El simbolismo del fuego est� siempre asociado con un trasfondo religioso: exp�a el demonismo de las brujas, ahuyenta los malos esp�ritus, se ofrenda a los dioses tel�ricos, conmemora acontecimientos sagrados.

Beatriz Lilian dijo...

Querida Susi, todavia no leí pero
estoy probando para aprender correctamente dejarlo en tu blog.

Un beso

Anónimo dijo...

Me acuerdo cuando la armábamos en la calle Patrón (era de tierra en esa época y había muchas mariposas en verano) esquina Larrazábal, todos aportábamos ramas, cajones de madera, lo que hubiera.
Por supuesto no faltaba el muñeco en la cima de la fogata. Era un lindo momento compartido entre vecinos y amigos.
Bueno esas cosas se fueron perdiendo pero hay otras como este encuentro nuestro, a veces por mail, otras por teléfono, otras cara a cara, y otras en el corazón y el pensamiento, que nos tiene siempre juntos.
Besos a todos,

Gra

Anónimo dijo...

Gracias, todos los días aprendo algo nuevo.

dora

Anónimo dijo...

Excelente, me ha encantado conocer el significado de la fogarata.....interesante como se mezcla lo pagano con la religión.
En Honduras se acostumbra quemar a un muñeco, similar al que describe el articulo, el 31 de diciembre, simbolizando el año viejo. El uso de la pólvora lo han controlado en los últimos 5 años.....antes era impresionante ver a Teguz en llamas, con un ruido infernal por los cohetes, bombetas, luces, perseguidores y hasta disparos de armas para celebrar el 31. Al día siguiente era un basurero. Nunca me pude acostumbrar a esto.
Lore

Anónimo dijo...

Yo recuerdo también haberlo hecho con los chicos de Pola y Falcón en mi barrio.
También recuerdo una vez, que por acumular durante semanas, las ramas secas de la poda municipal del otoño previo, en la terraza de una casa, se vino abajo un techo.
Que la inocencia nos valga, ya que lo hicimos para evitar que otro grupo se nos llevara las ramas y terminamos arruinando una piecita, ... de las de antes.
Como consecuencia, no hubo más que algunas reprimendas de nuestros padres y hoy es una anécdota más para contar.
En otra oportunidad, la altura de la fogata armada, obligó a que fueran los bomberos de la zona los que tuvieran que intervenir para poder apagarla, antes de que se quemaran los cables de la iluminación de la calle.
Por supuesto, para los chicos, fue un espectáculo adicional.
Un beso.
Omy

SUSURU dijo...

A todos los que me han enviado sus comentarios, se los agradezco, algunos muy simpáticos, me reí muchísimo con lo que escribió Anónimo marilú, en Argentina todo puede ser posible.

A los que me compartieron otras vivencias, me enriquecieron.

A quien no conocía estos rituales, y vive tan lejos, entiendo que hemos compartido algo diferente y también aprendemos de nuestras culturas a partir de estas preguntas y respuestas.

Gracias por venir a visitarme.

Besotesssssssssssss