jueves, junio 07, 2007

La Metamorfosis Corporal. Cambios. Jorge Castelli

La langosta se presentó en el consultorio del cirujano plástico. - Quiero que me convierta en mamífero - explicó. El cirujan le previno que intervención así era harto complicada, que algo de semejante calibre encerraba riesgos profundos, etc. La langosta dijo: - No me importa, doctor. Mi único deseo es llegar a ser mamífero. - Está bien -aclaró el profesional-. Pero es mi deber advertirle que va a ser necesario cortar las alitas. -Lo que usted diga, doctor, contestó la langosta-. Me pongo en sus manos. La operación resultó un verdadero éxito. El cirujano plástico recibió el Premio Nobel de Medicina; la langosta apareció en primera plana de todos los diarios del mundo y fue feliz en su nueva condición, exhibiendo con orgullo sus flamantes glándulas mamarias cada vez que la ocasión se hizo propicia. Los entendidos del caso, sin embargo, suelen comentar en voz decididamente baja que, en ciertos crepúsculos de veranos, cuando el calor comienza a ceder y las naranjas liberan el aroma de sus flores, la langosta mira al cielo y derrama una lágrima Hay muchas personas que fantasean con una especie de pensamiento mágico de poder quitar y volver a colocar nuevamente partes de su cuerpo. El deseo de socializar la imagen, implica en muchos casos, tener que mutilarse, para lograr parecerse a otra imagen corporal por la que siente admiración. Son fantasías agresivas y autodestructivas que pueden llevar a la castración.....Susuru ,

7 comentarios:

s.f. dijo...

eso como que se parece a una fábula de monterroso, me gustó, me recuerda a una peli que ví hace poquito, el se opera sus cositas y al fin se convierte en una dama, pero oh!, al final se arrepiente y llora

JOP dijo...

Pienso en la verdadera aceptación. En la genuina e irreversible aceptación de uno mismo en toda la demoledora magnitud. Porque me pregunto si la transformación externa no tiene que ver, en general, o con una modificación o con una inadecuación entre lo interior y lo exterior de uno mismo.
En última instancia, pienso que la verdadera identidad es el producto de la consolidación de esquemas internos. Lo exterior, es el resultado inevitable del reflejo de aquello.

susuru dijo...

Querido JOP: mi respuesta genera un nuevo interrogante. ¿Ser o parecer?. Un beso

JOP dijo...

Querida susuru:
Definitivamente SER, es la respuesta. Aunque los avatares para acceder a aquél estado sean los vertiginosos y duros caminos para acercarse todos los días un poquito más a él.
Recuerdo una frase de la película "Todo sobre mi madre" de Almodóvar, pronunciada por los labios de Agrado, un transexual: "Una es más auténtica cuando más se parece a lo que ha soñado de sí misma".
Parecer, diría que parecemos todo el tiempo. ¿Si parecemos, perecemos? Un beso.

SUSURU dijo...

Querido JOP: sin lugar a dudas "si parecemos, PERECEMOS"
Sólo vivamos sintiendo....y no importando tanto el parecer....
Un beso

Anónimo dijo...

En esta perdida lucha contra el paso del tiempo, hemos de asumir nuestras arrugas, o estamos condenados al peor de los fracasos.
Entro por primera vez en tu blog.
Saludos

susuru dijo...

Espero que me sigas visitando y aportando tus opiniones. Muchas gracias por llegar hasta aquí.