jueves, marzo 01, 2007

Carta de amor a su joven esposa

¿Qué gran narrador (también aficionado a la fotografía) escribió estas líneas????????
Desde que te conozco, hay un eco en cada rama que repite tu nombre; en las ramas altas, lejanas; en las ramas que están junto a nosotros, se oye. Se oye como si despertáramos de un sueño en el alba. Se respira en las hojas, se mueve como se mueven las gotas del agua. Clara: corazón, rosa, amor... Junto a tu nombre el dolor es una cosa extraña. Es una cosa que nos mira y se va, como se va la sangre de una herida; como se va la muerte de la vida.Y la vida se llena con tu nombre: Clara, claridad esclarecida. Yo pondría mi corazón entre tus manos sin que él se rebelara. No tendría ni así de miedo, porque sabría quién lo tomaba.Y un corazón que sabe y que presiente cuál es la mano amiga, manejada por otro corazón, no teme nada. ¿Y qué mejor amparo tendría él, que esas tus manos, Clara? He aprendido a decir tu nombre mientras duermo. Lo he aprendido a decir entre la noche iluminada. Lo han aprendido ya el árbol y la tarde... y el viento lo ha llevado hasta los montes y lo ha puesto en las espigas de los trigales. Y lo murmura el río...Clara: Hoy he sembrado un hueso de durazno en tu nombre.

2 comentarios:

JOP dijo...

"Junto a tu nombre el dolor es una cosa extraña. Es una cosa que nos mira y se va, como se va la sangre de una herida; como se va la muerte de la vida.Y la vida se llena con tu nombre..."

De pronto todo se convierte en una sola imagen, en una sola palabra. Todo toma un solo color y un solo aroma. Una sola textura. Un solo sabor.
Y luego se va,lentamente, se aleja de modo imperceptible. Pero deja huella. Y queda para siempre.

SUSURU dijo...

...y esa huella que no se borrará nunca, será una más de las marcas invisibles que conforman nuestro "mapa fantasmático" del cuerpo.
Ese cuerpo que está atravesado como un territorio en el que abundarán pendientes, montañas, ríos, afluentes, lagunas, océanos, mesetas, desierto, selvas, pantanos....tal como vayamos recorriendo el camino de la vida. Desde que nacemos, hasta el fin...Todo está impreso en el Cuerpo. Y eso nos pertenece, porque lo legitima cada uno de nosotros...y es lo que nos va provocando esos cambios en nuestro crecimiento interior.
Gracias por tu aporte, como siempre tan valioso.