viernes, abril 13, 2007

Construyendo puentes....derrumbando muros.

Cómo hacerte saber que siempre hay un tiempo./ Que uno solo debe buscarlo y desearlo./ Que nadie establece normas, salvo la vida./ Que la vida sin ciertas normas pierde la forma./ Que la forma no se pierde con abrirnos./ Que abrirnos no es amar indiscriminadamente./ Que no esta prohibido amar, que también se puede odiar./ Que el odio y el amor son afectos./ Que la agresión porque sí duele mucho./ Que las heridas se cierran, que las puertas no deben cerrarse./ Que la mayor puerta es el afecto./ Que los afectos nos definen/ Que definirse no es remar contra la corriente./ Que cuanto más fuete es el trazo mas se dibuja./ Que buscar un equilibrio no implica ser tibio./ Que negar palabras implica abrir distancias./ Que encontrarse es muy hermoso./ Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,/ Que la vida forma parte del sexo./ Que el porqué de los niños, tiene un porque./ Que el querer saber de alguien, no es sólo curiosidad./ Que el querer saber todo de todos, es curiosidad malsana,/ Que nunca esta de más agradecer./ Que autodeterminación, no es hacer las cosas solo./ Que nadie quiere estar solo./ Que para no estar solo hay que dar,/ Que para dar debemos recibir antes./ Que para que nos den también hay que saber pedir/ Que saber pedir no es regalarse./ Que regalarse en definitiva es no quererse./ Que para que nos quieran, debemos demostrar qué somos./ Que para que alguien sea, hay que ayudarlo./ Que ayudar es poder alentar y apoyar./ Que adular no es apoyar,/ Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara./ Que las cosas cara a cara son mas honestas,/ Que nadie es mas honesto porque no roba./ Que quien roba, no es ladrón por placer./ Que cuando no hay placer en las cosas, no se está Viviendo/ Que para sentir la vida, no hay que olvidarse que existe la muerte./ Que se puede estar muerto en vida./ Que se siente con el cuerpo y con la mente./ Que con los oídos se escucha,/ Que cuesta ser sensibles, y no herirse / Que herirse no es desangrarse/ Que para no ser heridos, levantamos muros / Que quien siembra muros, no cosecha nada/ Que casi todos somos albañiles de muros/ Que sería mejor construir puentes/ Que sobre ellos se va a la otra orilla, y que también se vuelve./ Que volver, no implica retroceder./ Que al retroceder, también se puede avanzar./ Que no por mucho avanzar, se amanece más cerca del Sol/ ¡Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida!.

4 comentarios:

A.Quintana dijo...

¡Qué difícil es hacer un comentario a este poema sin estropearlo¡ Es gran parte de la vida misma. Es el deseo de muchos en la humanidad hoy, frente a los designios de los poderosos, de establecer puentes y vínculos de unión subrayando todo lo que tenemos en común- Gracias por ese hermoso poema. Para construir mas esos puentes entre todos lo he colgado también de mi blog en http://bajomilenguaje.blogspot.com/, citando cómo es lógico su procedencia. Un abrazo, Armando Quintana

maria dijo...

Hermoso Surusu
que verdad es esa, de que somos albañiles especializados en levantar muros.............
Muchas gracias por tu hermoso blog
un beso
Maria Angeles

Maria Angeles dijo...

Preferimos aferrarnos a lo conocido antes que afrontar lo desconocido; Lo conocido es nuestra casa, nuestros muebles, nuestra familia, nuestro trabajo, así como nuestro carácter, nuestro saber, nuestra celebridad, nuestra soledad, nuestros dioses...

En suma, lo conocido es esa pequeña entidad que gira incesantemenete alrededor de sí misma, en los límites de su amarga existencia.......

Krisnamurti
Desde Leon, España, Maria Angeles

JOP dijo...

Pareciera que es parte de la sedimentación de la experiencia la que nos va llenando de distintas capaz hasta que nos desensibilizamos y terminamos perdiendo el contacto profundo con el exterior.
Estamos entrenados para levantar muros en vez de puentes.
Muchas veces, sin darnos cuenta, también somos parte de la reproducción del fenómeno.
Bellímo texto. Ojalá fuera tan simple tener claros las diferencias entre las antinomias planteadas.
Beso.