viernes, abril 11, 2008

Tarde enmascarada. Susuru

Viernes por la tarde. Niebla en Buenos Aires. La antorcha olímpica hizo su paso por la ciudad.
Puerto Madero. Tango. Discursos. Puente de la Mujer y los remeros con el fuego de la paz y la amistad en una mano navegaban sobre un río que se mostró totalmente marrón.
Mucha gente aplaudía. Otros corrían. Algunos custodiaban. En ese ir y venir de gente ante un evento diferente no llegó a la cita acordada mi amiga Georgina Valls. En su lugar se presentaron otras Georginas. Más altas, más bajas; elegantes, sencillas; rellenitas, delgadas; sobrias, producidas... Muchas podían ser Georgina Valls o quizás ninguna. En toda esa muchedumbre que empujaba por mirar y aplaudir el fuego, sentí su presencia en todo momento, pero no la pude encontrar. Para despistarme, muchas veces suele esconderse y aparecer en el momento más inesperado. Por ahora espero que se despeje el escenario y quizás la encuentre.
Yo la sigo buscando tratando de desenmascararla en otra tarde de otoño diferente.
Detrás de alguna de estas máscaras, Georgina seguramente se ríe de mí.
¿Me ayudan a buscarla????
Por las dudas, aporto más datos: ella vive en Celaya, Guanajuato.
Susuru
Buenos Aires, Argentina
11 de abril 2008
"Prefiero una locura que me entusiasme a una verdad que me abata." Christopher Marlowe

5 comentarios:

Anónimo dijo...

COMO EL ALMA ES CAPAZ DE ENCONTRAR LA FORMA PARA EXPANDIRSE HACIÉNDOLE UNA GAMBETA A LAS PENAS A LAS TRISTEZAS !!!
De modo q Georgina !!! Qué buena manera de enmascarar la realidad !!!
Precioso el cuento !!!
Ale

Anónimo dijo...

por cierto., me fuí a google y sorpresa!!! allí está tu blog con el tema.... por supuesto que no pude evitar darme un paseito rápido y ver lo de brindar, etc....
qué lindo todo...
me gustó este relato., corto y lleno de sentimiento.
in

Andrea Carolina Sanchez dijo...

me gusta, mucho, imagenes escritas de buenos aires, me gusta.

Anónimo dijo...

Ay Susuru como me gusta leerte. Tenés el atrape magnético de todos los escritores cuya inteligencia adoro. Recibiste el que te mandé de Isabel Allende?
Acordate que cuando edites tu libro y lo presentes, estaré en primera fila.

besos!

ana

Anónimo dijo...

Me encantó, Su, la que vale......vale para todo
besazo