miércoles, septiembre 05, 2007

de: Martha Morris

Si permaneces quieto No eres más un río, Te has vuelto un estanque, Y la vida Ya no fluye a través de ti. Las flores Se abrirán en primavera, Pero a menos que abras tu ventana Nunca advertirás su fragancia. Los pájaros Volverán del invierno una y otra vez, Pero si no levantas la mirada al cielo Ni siquiera podrás enterarte El sol Sin duda saldrá mañana, Pero si dejas cerradas tus puertas Sus rayos JAMÁS iluminarán tu cuarto.

2 comentarios:

tere dijo...

Qué buenas elecciones haces siempre, ya digo que tu blog es especial y un delicioso paseo que aviva los sentidos.

Tere.

esther dijo...

Genial SU, corto y preciso. Y sobre todo muy verdadero..

Esther