viernes, julio 02, 2010

Ritual. Un relato escrito por Susuru

Manuel Segovia 1,90 m de estatura, semipelado, bigotes y barba candado trajeado de oscuro, camisa blanca a rayas finitas celestes y corbata roja no disimulaba su prominente pancita que hasta resultaba un poco erótica por la seducción que de él emanaba. Todas las mañanas de lunes a viernes el mismo trayecto. Salir de su casa a las 8 en punto y cruzar hasta el Bar Español a desayunar su clásico café con leche y 3 medias lunas de grasa, leer un poco el diario y salir camino a Tribunales. Ramona Gómez, joven empleada del lugar con tonada paraguaya, delgada, de apenas 1,55m de estatura, vestía su impecable delantal rojo a lunares blancos. Cabello largo renegrido, muy prolijo estirado con un rodete en la nuca.
Cada vez que ingresaba Manuel al lugar se le encendían los ojos, se le incendiaba el cuerpo. Y en ese estado le acercaba el menú habitual a Manuel que la recibía simpáticamente cantándole: “Llegó mi compañera Santander de batunga// La quiero solamente pa bailar la cumbia…” / Con estas palabras Ramona pegaba media vuelta contoneando las caderas y media sonrisa en la boca esperando el ritual de un nuevo día.

DERECHOS RESERVADOS.

autora: Susuru

22 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Qué lindooooooo!!!
Este tipo de rituales, pueden sostener las vidas, a veces.
me encantó cómo lo relataste!!
Un abrazote grandote.

Elba dijo...

Me encantó ! besos

Pluma Roja dijo...

Simpático relato. Con poco se contentaba el personaje femenino. Que sencillez para esperar el próximo día muy feliz.

Saludos cordiales Susu. Besos.

Adriana Alba dijo...

No quiero yo besarla...no quiero enamorarla...solamente la quiero pa`bailar la cumbia....

Fantástico!

Gracias por tu visita Susuru, siempre eres bienvenida a mi espacio!

Abrazos!

ILUSION dijo...

Hola Susuru,,,,gusto en visitarte y deleitarme con este sugerente ritual,,,
Besitos y lindo fin de semana....

JUAN dijo...

El relato está perfecto, con pocas palabras dice mucho, y no solo cosas agradables:
Como bien se ha dicho antes, la chica se conforma con poca cosa,pero no es que se conforme, el contoneo sensual y provocado de sus caderas indica que desea que el ilustrado cliente se fije en ella.Se va sonriendo y es lógico, teniendo en cuenta que su humilde posición no le permite confraternizar con un cliente tan distinguido que, además, ya le ha dejado claras las cosas: Sólo le interesaría para bailar la cumbia. No le gusta como mujer ni desea aprovecharse de su candidez para enamorarla y tener relaciones sexuales, lo único que le interesa es bailar con ella un determinado tipo de baile, tal vez porque le gustaría aprender a bailar como ella.
No sé, quizás soy excesivamente quisquilloso; pero ¿qué pensarías tú, querida Susuru, si el hombre que te gusta y te mantiene soñando todo el día hasta el punto de estar esperando el día siguiente para verlo te dijera que sólo le interesas para bailar?
Yo creo que te ofendería,porque yo veo ofensivo decirle eso a una mujer.Podría haber dicho que la admira como baila, que es bonita o simpática... pero no, "Sólo le interesa para bailar la cumbia". Es un señorito burgués acostumbrado a que le sirvan y sólo ve en la soñadora Ramona a una criada.
Un beso y feliz fin de semana.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Susuro, estoy de acuerdo con el grandote; solo para bailar la cumbia; todos los días, de lunes a viernes, a las 8 de la mañana, no podrían hacer muchas cosas más. Al menos yo.
Un abrazo amiga. Gracias por recordarme y transmitirme esa historia tan cotidiana.
Jecego.

Flor dijo...

Querida, que lindo relato! El con 1,90m y ella con 1.55m, me gustaría verlos bailar???Pero no es de eso que se trata.
Que bueno tener a un cliente que nos cante una canción, (lastima que no has puesto toda la canción).
Estas hablando de una cafeteria seguro que la cancion se quedaba por allí. Bailar la cumbia una danza bien sensual.
Hoy en día siguen entrando en las cafeterias bellos hombres pero desgraciadamente muy pocos miran a las mujeres y ya ni saben cantar ni silbar.

Muchos besos querida
Flor

Catalina Zentner dijo...

En fin, que después de la cumbia podría suceder algo más, ¿verdad?
Gusto de leerte, Susuru.
¿Cuándo nos encontramos?
Abrazos,

Maie dijo...

Hoooola Susuru...que mágico relato, me encantó y me lo imaginé como quien mira un film antiguo...bellísimo.
Muchos saludos y cariños. Ando tristona por la eliminación de la selección ayer... no se si te gusta el futbol pero la verdad estuvo bonita esa Argentina joven y jugadora...será otra vez...

Camino del sur dijo...

No son necesarias más palabras, es un pequeño gran relato.

Abrazos

SUSURU dijo...

Hola Gente linda!!! ante todo, muchas gracias por visitarme.
Leí cada uno de vuestros comentarios. Uno más enriquecedor que otro.
Lo que puedo responderles es que es un relato de ficción, por lo tanto el lector imagina diferentes cosas, las cuales todas pueden ser posibles.
Lo interesante es que al presentar dos personajes tan opuestosm en general a todos les haya gustado.

Dejo una cita de JUNG, que a mi entender, es magistral para responder esto que escribí, como para muchas cosas más.

................................
Dice Jung:

Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.


Fragmentos de " El Kyballion"

Melibea dijo...

Aunque la rutina es alienante, costumbres como las que describen bien valen un poco de repetición.

Un abrazo

PD.: nos mantenemos en contacto y vemos qué día. Chaus

Felix Casanova dijo...

SUSURU...

Querida amiga: me ha encantado porque has puesto un ejemplo con tus bellas letras de que hay cosas cotidianas que resultan bellas y hermosas. La rutina no tiene porque ser hueca si le añadimos esta pizca de alegría diaria.

Un beso y que tengas una feliz semana.

El Gaucho Santillán dijo...

La simpleza de lo cotidiano. En esos momentos, consiste la vida.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Estupendo!!!!
Me encanto la forma hermosa que has expresado unos momentos en la vida de muchos, y que hacen que el día sea más radiante.
No hay compromisos, solo unos instantes de realidad compartida, me encanto!!!!!!!!

Gracias por tus palabras y sentires, es una estapa a la que todos llegan, pero en las prisas modernas se han ido perdiendo afectos tan necesarios a posteridad.

Cariños

ANTIQVA dijo...

Si, en lo cotidiano tambien existe la belleza.. Esta en todas partes, pero solo es accesible a algunos, eso es lo que sucede.

Un abrazo, Susuru

ADELFA MARTIN dijo...

¡¡que lindura!!, sencillèz y alegrìa, hermosa forma de concebir la vida...
abrazos

Cecilia dijo...

Conciso y perfecto. Y un final abierto para la imaginación del lector... Un abrazo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Impecable relato , de gran calidad. Me encantó la manera de esperar el día siguiente.Muy buen trabajo!
En mi blog Con los ojos del alma hay un Premio. Me hará muy feliz que lo aceptes y lo retires. Un abrazo grande.

isis de la noche dijo...

Cada día un ritual...

Qué bella idea!! :)

El relato me pareció cautivador, querida Susuru.. Una escena divertida y llena de matices.. me ha gustado muchìsimo ;)

un abrazo inmenso amiga querida!!

SOMMER dijo...

Qué bueno¡¡¡¡
Me ha gustado. Enhorabuena.