jueves, julio 05, 2007

Las Carreras del Dolor

Ponte en marcha, si aún es posible ir.

Llévate la blancura de las paredes,

el cobre de los potes y los silencios

del paseo en las avenidas.

Llévate los visitantes del aburrimiento,

los deseos ciegos y el dinero artificial de las risas.

Me he curado de mi tristeza

y he enterrado sus cenizas en la grava.

La rechacé y la sepulté en las piedras.

Curado de mi esperanza de curarme,

la llevo en mí como una inflamación

del cerebro o una hinchazón de los párpados.

Me he curado de tu amor.

Ahora puedo vivir.

Bassam Hayyar. poeta libanés (1955)

1 comentario:

ngc dijo...

no conocía a este poeta. buen poema!!!!!