martes, julio 03, 2007

El árbol......y Susuru.

Pintura: Fin del invierno. Fernando Fader
Dibujo: Esquema del árbol bronquial
Mi árbol y yo. Alberto Cortés.

3 comentarios:

Fabián dijo...

Qué sugestivo todo esto. Fernando Fader fue un pintor que viajó a Córdoba tratando de curar su asma. Desde allí se supone que al pintar, árboles, en realidad pintaba con sus emociones el´tronco del árbol respiratorio.
me impactó esta conjugaci´n de imágenes.

JOP dijo...

Si se me concediera la desagradable oportunidad de tener que salvar una especie ante el cataclismo del mundo, no dudaría un instante en salvar a los árboles.
En ellos hay quietud, fortaleza, vitalidad, experiencia, sabiduría, paciencia, contención, belleza, abrigo, reparo, frescura, ímpetu, serenidad...

La metonimia de las imágenes hablan también de esas características que problablemente anidan en nosotros; justo en el centro de nuestro pecho.

tga dijo...

Recorro todo el blog y comienzo a respirar......a oler.....a pensar.....a reflexionar......a encontrarme.....a identificarme....a ver más allá de las imágenes...a captar lo que Su dice queriendo o no queriendo......y apuesto que cada quien aunque pueda percibirlo a su modo, encuentra sentimientos presentes, pasados y futuros.....es que Su, nos mueves las fibras.

Corto aquí este mensaje porque quiero comentar en otro para no hacer este más largo. Solo quiero hacer un reconocimiento a Su, por su sentido creativo, su delicadeza para saber qué y cómo compartir arte, manifestaciones de sentimientos y encontrar en la variedad de temas, la unificación de algo importante: hacer que quien lee tu blog pueda sentir el corazón latiendo, haciendo presente que vivir es hermoso, y que basta ser sensibles para captar lo más bello que se nos ofrece.

Gracias Su, estaba seca hoy para escribir, y me has abierto la compuerta de la presa de tu creatividad y hoy el agua refresca mis pensamientos y puedo escribir algo que comparto con ustedes.

Te admiro, te felicito.