domingo, mayo 02, 2010

LA LOCA 101.-

Volver de Palermo a Caballito ayer por la noche fue toda una odisea. El colectivo 55 venía tan cargado de gente que fue imposible subir. No estaba sola, por suerte me acompañaba una simpática pareja de amigos muy jóvenes que corrieron hasta alcanzar un 141 decente al cual pudimos acceder entre aprietos, roces, comodidades e incomodidades. Por ser ya una persona mayor, mis jóvenes amigos me cedieron el único asiento libre disponible.
Y a partir de ese momento nos dispusimos a conversar. Todo era muy variado, las personas, los colores, los personajes que suelen acompañarnos fantasmáticamente en las noches de Buenos Aires y nuestra propia conversación.
En un momento saco de mi bolso un libro y en voz alta para que todos escuchen y hagan silencio leo la contratapa del mismo:
"Publicada en Buenos Aires 1973 "cuando grupos clandestinos como la derechista Triple A y los grupos de guerrilla urbana de izquierda hacían el ensayo con vestuario para la "guerra sucia" que se aproximaba, el texto revela el terror subyacente de la autora hacia la vida cotidiana. Es un maldito asunto vivir donde ella vive", sostiene la crítica norteamericana que consagró a
La loca 101 un meduloso estudio. Y acota: " La narración salta de historia en historia, ignora la cronología, cambia el punto de vista narrativo y satiriza muchos aspectos de la vida argentina.
[.............] La Loca ve la vida como un acto de malabarismo bastante absurdo condenado al fracaso. La narración suena a menudo como la transcripción de las sesiones de terapia de una demente. La locura deviene metáfora, tanto de la condición humana en general cuanto del status del escritor en particular. Pero el sentido del humor y la autoburla signan esta novela donde el hospicio se asemeja al matrimonio y el marido es llamado Jefe."
"Alicia Steimberg en este volumen sabe romper convencionalismos y lugares comunes, mostrar llagas burdamente ocultas, descubrir universales hipocresías."
Estamos ya llegando a Rivadavia. Me levanto. Voy hacia la puerta de descenso y toco el timbre para que el chofer abra.
Desciendo y me pierdo entre otras gentes que caminan por la avenida y me doy cuenta que dentro del libro llevo un catálogo del artista plástico argentino Mario Gluschankoff.
Odisea de una tarde de sábado de susuru

21 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Quizas suceda, amiga, que los locos son los mas propensos a descubrir las hipocresias que rodean nuestra vida.

Un abrazo, Susuru

Leny dijo...

Poe nos dice algo más o menos así:
¨La ciencia no nos ha enseñado,todavía, si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia¨

Yo creo que sin la certeza de la locura sería imposible nuestro tránsito por la realidad...

Besos!

Ana Lorena dijo...

Muy acertado el comentario de Antiqva. Un psiquiatra me explicaba que las personas con ciertas enfermedades mentales dicen lo que piensan...sin importar el grado de educacion, valores, etc. que han aprendido o se les ha enseñado. Textualmente me dijo: NO USAN MASCARAS!!!

Flor dijo...

Muy buenas tus odiseas!!!
De verdad que leíste en voz alta para todos en el autobus????
Ah! quién era la señora mayor?????
Eso de decir que el cuadro que estas poniendo en la entrada de Mario Gluschankoff era del catalogo que llevabas dentro del libro me gustó muchisimo.

Mil besos y cariños
Flor

Abuela Ciber dijo...

Los gustos en vida querida amiga, en vida!!!!!

Cariños

JUAN dijo...

Es la manera más original de presentar un libro que he conocido.
Feliz semana, mujer mayor, eres un sol.
besos.

La Gata Coqueta dijo...

Por razones ajenas esta semana solo va a ser una visita rápida espero me sepas disculpar,
y en sucesivas ocasiones intentare solventar.

Permitiéndome de este modo no hacer un alto en el camino.

Un beso, una rosa

María del Carmen

Jota Ele dijo...

Parece que La Loca 101, ha escrito una novela muy interesante.

Me queda la duda de porqué leíste en voz alta. ¿Acaso en un momento de lucidez?

Besos.

Rayuela dijo...

Llego por primera vez a visitar a esta señora mayor,paseo por su casa, veo que gusta de máscaras venecianas,de Jung,de combinar colores y palabras, creo que asisto a la presentación de un libro y disfruto de un maravilloso texto ilustrado por uan pintura de Gluschankoff.

volveré por aquí,te dejo un beso*
(ah! llegué de la mano de Antiqva)

Liliana Lucki dijo...

Genial Gluschankoff,estupendo el relato de tu viaje

unido al libro !!!

Sos una genia,todo tan cultural en un viaje colectivo

y en nuetro colectivo !!!!

Es magistral.

Saluda Lili

ILUSION dijo...

Hola Susuru,,,,buena e interesante entrada,,,,un gusto leerte y visitar tu blog,,,,
Besitos y linda semana....

tia elsa dijo...

Hermosa entrada Susuru. Me hace acordar un poco al tango loco, loco, loco, perderse en las calles de Buenos Aires tratando de alguien nos entienda. Besos tía Elsa.

isis de la noche dijo...

Las mañanas, las tardes, las noches...

Nos traen instantes de tantos colores!!!

Un abrazo inmenso desde esta tarde ;)

Sauze dijo...

que original eres, Su.
me gustó tu odisea, jaja.

La Gata Coqueta dijo...

Un placer pasar por tu espacio y encontrarme con esta grata entrada llena de sentimientos en cada párrafo según voy leyendo.

Te saludo dejándote mi amistad como tarjeta de mi visita.

Esta que te aprecia incondicionalmente.

María del Carmen.

Camino del sur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecilia dijo...

Agrego al comentario de Antiqva: es que delante de los locos los cuerdos no se toman el trabajo de fingir.
Un abrazote.

Ara dijo...

Gusto volver a leerte mi querida y añorada Susu; tus relatos embriagadores como siempre. Estar un poquito loco en este pasar por la vida es dar más vida a la misma. Y es que en esa locura no hay doblez, engaños, falsedades, ....
Con locura, vuelvo a escribir y a seguir comentandote tu tan cariñosa casa.
Mil besos,
Ara

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Aqui, en este lugar, hay poetas que dicen sus poemas en los colectivos. a veces encuentran eco en las personas, a veces no,
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Una tarde como otra cualquiera pero con diferentes matices que te ha permitido conocer y conversar con otras personas atentas a tu platica, acercando opiniones que seran como casi siempre muy diversas pero no faltas de atención y sinceridad, ya que la soledad y falta de afecto campa a sus anchas cada vez más amenudo.

Un abrazo de sonrisas para seguir compartiemndolas con aquellos que las quieran acoger.

Te quiere

María del Carmen

Rina dijo...

yo podría hacer todo un libreto de los suculentos comentarios que aqui se dejan... claro!!! con el tema tratado y la porción del libro de la loca 101... y lo del colectivo........... wow!!
saben cómo lo titularía?
CUÁL MUJER MAYOR???????????
provocación???????
con sonrisa para todos,
rina autodenominada loca 103