miércoles, agosto 29, 2007

VIGO. Morriña

España, Italia, Brasil. Tres países, tres idiomas, tres culturas que se enraizaron en mi sangre al sumarse la de Argentina. Un cálido y sentido homenaje a mis abuelos, inmigrantes que llegaron a Argentina a "hacerse la América" y jamás regresaron a sus tierras. La música es un legado maravilloso que me permite tenerlos presente. Susuru

5 comentarios:

Heck dijo...

TU BLOG, CADA DÍA, CADA SEMANA, TU ARTE CREATIVO, TU SENSIBILIIDAD Y TU IMPULSO POÉTICO, ESA ALMA QUE LLEVAS DENTRO.

maria dijo...

Gracias Surusu
se me ha saltado la lagrimiña al ver a miña terra y escuchar a muiñeira
biquiños
maria Angeles

susuru dijo...

y a mí se me sueltan vartas lágrimas cuando me pongo nostalgiosa y pienso en esa tierra dónde nació mi abuela, a la que no pudo nunca volver y que yo tampoco pude lograr conocer.
Tengo una asignatura pendiente, que no sé si lograré cumplirla.
Gracias por escribirme, tus letras llegan de allá, de la Galizia a la que tanto quiero viajar.
beso grandote

Tere García Ahued. dijo...

Querida Su:
No sé si podré escribir sin haber inundado mi teclado antes por lágrimas que se unen a las tuyas y las de otros tantos que tenemos morriña por la tierra gallega.
Es un tema tan sensible, que siempre lo llevo a flor de piel.
Creo que valoramos y amamos más la tierra que aquellos que cada verano pueden irse a Galicia.
Nosotros, los que no podemos, lloramos con una muñeira, el sonido de una gaita y castañuelas, nos eriza la piel.
Es un video maravilloso, alegre, creo que nos dá esperanzas a los que tenemos que hacer grande el corazón, para que quepa ese monumento a ellos, nuestros abuelos emigrantes que nos lo dieron todo.
Homenaje a cada emigrante, y un abrazo de empatía a todos aquellos que tenemos morriña clavada en el alma.
Te quiero mucho Su.
Tere García Ahued.

Marilo dijo...

Hola,
me ha gustado mucho ver mi video de un paseo por vigo...
Gracias por exponerlo aqui: si quieres visitar mi pagina:
http://es.msnusers.com/elsabernoocupalugarytulosabes

aquí me encontrarás, me llamo Marilo