martes, agosto 21, 2007

Arte poética. Jorge Luis Borges

Mirar el río hecho de tiempo y agua

y recordar que el tiempo es otro río,

saber que nos perdemos como el río

y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño

que sueña no soñar y que la muerte

que teme nuestra carne es esa muerte

de cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo

de los días del hombre y de sus años,

convertir el ultraje de los años

en una música, un rumor y un símbolo,

ver en la muerte el sueño, en el ocaso

un triste oro, tal es la poesía

que es inmortal y pobre. La poesía

vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara

nos mira desde el fondo de un espejo;

el arte debe ser como ese espejo

que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,

lloró de amor al divisar su Itaca

verde y humilde. El arte es esa Itaca

de verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable

que pasa y queda y es cristal de un mismo

Heráclito inconstante, que es el mismo

y es otro, como el río interminable. //

3 comentarios:

gra dijo...

un texto de Borges que no conoc´´ia. El río. Nuestro Río de la Plata. Me trae muchos recuerdos. Puerto de Olivos, Barrancas de San Isidro, Paseo Vito Dumas, toda la rivera norte de una época no muy lejana en la que fui muy feliz.

mónica dijo...

"el arte debe ser como ese espejo que nos revela nuestra propia cara" dice Borgesy me pregunto ¿qué cara? la de ayer o la de hoy?

Vi Oriola dijo...

Le respondo a Monica
Cuando no te ves en el espejo...cual es tu cara?? la de ayer o la de hoy? acaso, no se mezclan las dos en nuestro interior?? Muchas veces nos sentimos tan jovenes, y de golpe nos damos cuenta que sin sentirlo , el tiempo paso.
El arte, es un espejo! nos muestra, en nuestro interior " no hay tiempo"
Besos Vivi