jueves, agosto 23, 2007

La Desnudez del Espejo. Elina Matoso.

La costumbre nos teje diariamente
una telaraña en las pupilas.
O. Girondo
Ella: ¿Y ahora qué esperás de mí?
El: Ya sabés, buena en la cocina, buena madre, buena en la cama, buena
profesional
Ella: Entonces búscate otra
Agustina y Manuel se conocían desde hacía 20 años. Eran excelentes poseedores. Tres hijos, un departamento en Caballito, una casa en un country.
El tenía su profesión de abogado, instalada, ahí inamovible dentro del lugar de los abogados. Amigos. Cambios de coche progresivamente convenientes. Viajes al exterior. Noches de insomnio. Analista tres veces por semana. Reconocimiento en el barrio. Tenis los martes.
Ella tenía su profesión de arquitecta consolidada en la decoración, clientes distinguidos. Interiores lustrosos. Reuniones de padres. Viajes en coche mediano para movilizarse al country. Terapia guestáltica. Yoga. Amigas íntimas. Homeópata. Bingo sábado a la tarde. Tres dormitorios con balcón terraza.
Ambos tenían tres hijos hermosos. Rubios, buenos consumidores electrónicos; excelentes escolares; haraganes magistrales. Viajes a Europa solos. Videocable. Veraneos en Pinamar o Punta del Este para huir de la rutina. Terapias de pareja, sexuales. Actuaciones esporádicas en los fines de curso. Discursos y brindis en los fines de año. Suegros, padres, hermanos, cuñados, sobrinos, empleadas domésticas, secretarias, porteros, jardineros, etc.
Formaban un entorno confortablemente conocido y amurallante.
Años de construir juntos un recorrido de conquistas, de abrirse paso, de adquirir renombre y objetos. Agustina y Manuel. habían diseñado un código sutil y certero; cada palabra tenía precio, costaba dinero, costaba esfuerzo, costaba prestigio, costaba el sueño.
Era en la tarde en un hotel de Montevideo. Los atrapó el espejo. La habitación ocultó la puerta y el espejo impidió la rapidez de la salida.
Parados de frente, la pregunta de él resonó amplificada: "¿Y ahora qué esperás de mí?".
El se quitó el saco azul y la corbata: Ella las sandalias, el collar y los aros de marfil y ébano. El la camisa blanca, siempre camisas blancas. Ella el vestido negro escotado. Los pantalones y el calzoncillo cayeron vergonzosamente. Ella se quitó el anillo, el corpiño, la bombacha Triumph de lycra. Quedaron desnudos.
La piel de él titilaba en el abdomen que empezaba a abucharse. Los párpados caían pesados.
Ella acartonaba su piel bajo los pechos, en los brazos, en la ingle y las nalgas.
El redondeaba los hombros, vencido el tórax, el esternón, clavado; los pelos eran ralos.
Ella angulaba las rodillas, los pómulos, la cadera derecha había perdido horizonte y alas.
Los cuerpos mostraban consumisión y costo. Cremas, tinturas, postizos se deslizaban por sus desnudeces junto con sus objetos amados. Rodaban y enchastraban el piso, los azulejos decorados, las plantas de interior, las noches de desconfianza, los cheques bancarios, la loza importada, las comidas congeladas, el contestador telefónico con los últimos mensajes grabados.
El espejo esperaba las miradfas. No había miradas. El espejo dueño de la infinitud del tiempo esperaba. No sé si fueron horas, instantes o años, al final se miraron.
de: "El Cuerpo, Territorio Escénico". Ed. Letra Viva

6 comentarios:

Arkturo dijo...

que soberbio y tan elegante fragmento, tendré que conseguir algo más sobre ese libro.

oiga señorita, andaré por aquí con más frecuencia, así que valla haciendome un hueco entre sus filas.

un gusto desde México

JOP dijo...

Una vida adornada de objetos y objetivos... Colmar de sentido un mundo vaciado con "cosas". "La vida" o "el sentido" de esa vida en la cultura occidental actual. ¿Qué pensarían nuestros antepasados recientes y no tan recientes sobre esto? ¿Qué pensará el aborígen inmerso en el Amazonas y en su mundo de representaciones? Como dijo Nietzsche, la idea de progreso es una idea moderna y como tal, una idea falsa.

a.m. dijo...

Hermana !
Esta bueno ! Se les fue la vida en poseer cosas nada mas ! Que pena !
No quisiera una pareja asi. NO. Definitivamente.
Casas autos, deportes, gym........etc.
No aprendieron a volar !!!

Bueno pero al final lograron mirarse ? Que habra visto el uno en el otro ?
Habran cambiado la forma de vivir ? Tal vez !
Si lo hicieron ...entonces crecieron... ...sino..............como dice el Nano: "No tiene remedio ".....

Me gusto ! Gracias por traerlo en este momento especial para mi !!!!!!!

A.L.C. dijo...

Su...he leido con detenimiento el tema...triste amiga, muy triste...una pareja unida por el tener, el dinero y no por el amor...Dios nos libre de estas situaciones!!!

Besitos,

Lorena

r,c. dijo...

y a mí me causa un sentimiento diferente: ESCAPÉ DE ELLO!!!!
GRACIAS A DIOS porque ahora puedo ver, luego de 11 años que fué una buena decisión.

Vivi dijo...

a mi tambien me causa un sentimiento diferente....ellos al menos saben, o pueden decir el porque del deterioro de una relacion, de una vida compartida, finalmente vacia por dentro aunque llena de cosas materiales por fuera. Y a los que no les paso eso que? que les paso???? o que no les paso?