miércoles, diciembre 08, 2010

La inmolación por la belleza. Marco Denevi

El erizo era feo y lo sabía. Por eso vivía en sitios apartados, en matorrales sombríos, sin hablar con nadie, siempre solitario y taciturno, siempre triste, él, que en realidad tenía un carácter alegre y gustaba de la compañía de los demás. Sólo se atrevía a salir a altas horas de la noche y, si entonces oía pasos, rápidamente erizaba sus púas y se convertía en una bola para ocultar su rubor. Una vez alguien encontró una esfera híspida, ese tremendo alfiletero. En lugar de rociarlo con agua o arrojarle humo –como aconsejan los libros de zoología-, tomó una sarta de perlas, un racimo de uvas de cristal, piedras preciosas, o quizá falsas, cascabeles, dos o tres lentejuelas, varias luciérnagas, un dije de oro, flores de nácar y de terciopelo, mariposas artificiales, un coral, una pluma y un botón, y los fue enhebrando en cada una de las agujas del erizo, hasta transformar a aquella criatura desagradable en un animal fabuloso. Todos acudieron a contemplarlo. Según quién lo mirase, semejaba la corona de un emperador bizantino, un fragmento de la cola del Pájaro Roc o, si las luciérnagas se encendían, el fanal de una góndola empavesada para la fiesta del Bucentauro, o, si lo miraba algún envidioso, un bufón. El erizo escuchaba las voces, las exclamaciones, los aplausos, y lloraba de felicidad. Pero no se atrevía a moverse por temor de que se le desprendiera aquel ropaje miliunanochesco. Así permaneció durante todo el verano. Cuando llegaron los primeros fríos, había muerto de hambre y de sed. Pero seguía hermoso. ¿y nosotros, los humanos qué máscaras nos ponemos para ser aceptados? ¿tenemos conciencia que un lujo y brillo artificial nos puede conducir a un sitio alienante o mortal? ¿qué valores son los más importantes: el Ser o el Parecer? y si reflexionamos un poco acerca de lo que nos deja percibir el cuento? Con amor para ustedes que llegan de visita a esta casa abierta para los unos y los otros. susuru

21 comentarios:

Liliana Lucki dijo...

La lucha por parecer , quita al ser esa posibilidad.

El final es la sed y el hambre.(espiritual)o, no ?

Genial tu narración.A pensar se ha dicho.

Un abrazo, Lili

El Drac dijo...

Hermoso relato Susuru y me ha hecho acordar de aquel cuento de Darío para calentarse en invierno. en verdad que la hipocresía se ha convertido en una institución en el mundo, quien no miente, no está a la moda, es un dinosaurio y quien no alimenta las apariencias simplemente lo van dejando de lado. Un gran abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Ninguna mascara.

Por eso no tengo mucha vida social.

Pero la que tengo, es la que vale.


Un abrazo.

JUAN dijo...

Un cuento genial, con moraleja incluída como todo buen cuento.
La verdad es que esta sociedad que conocemos es hipócrita y falsa: se esfuerza más en parecer que en ser, y no le gusta que se lo digan.

Por ser sincero he perdido muchas amistades reales y virtuales.También perdí empleos. Cuento los amigos con las manos y me sobran dedos.
Creo firmemente que yo soy el bueno. Lo malo es que cada cual piense de sí lo mismo, y es por eso que tenemos lo que tenemos.
Un beso para ti, muy sincero

dondelohabredejado dijo...

Bellísimo relato!!
Mi primer sentimiento fue de tristeza, porque además me encantan los erizos y si uno se acerca despacito se los va ganando y son muy mimosos.
Me dio tristeza su destino de agua o humo y mayor tristeza que lo conviertan en lo que no es, para matarlo finalmente.
Luego del nudo en la garganta, claro, vino el análisis.
Me gustaría poder decir como El Gaucho, ninguna máscara.
Pero soy conciente de que a veces casi sin pensarlo, hago cosas para ser aceptada o amada. Por suerte no es habitual ni mi modo de vida, pero sé que caigo en eso y es algo para seguir trabajando conmigo misma.
y, claro, no me refiero a lujos, a parecer más que ser, a modas o a cuestiones de belleza... hay muchos modos de tratar de ser distinta para merecer amor. Gran error. Pero a veces nos pasa.
Admiro profundamente a quienes pueden decir "ninguna máscara".
Honestamente trato de ser yo misma en todo momento, pero a veces me descubro poniendo una flor en uno de mis pinches...
Un abrazo grandote, Susuru, como siempre que llego a tu blog, me movilizo muchísimo y me voy pensando.

Rorry_la Charo dijo...

Me gustó, pero al mismo tiempo me provocó tristeza. Prefirió morir que volver a ser rechazado. ¿Cuántos seres sufren el rechazo y la soledad, aceptan cualquier cosa, con tal de no estar solos, sentirse admirados o queridos.
No sentirse querido es, creo, el peor de los castigos para una persona sensible. El rechazo produce heridas incurables.
Un abrazo
Rorry

Elba dijo...

Su , Hago mias las siempre inteligentes palabras de Marina...¿QUIÉN NO SE ADORNÓ UN POQUITO PARA LOGRAR SER VISTO...? claro que sólo un poquito...el cuento es extraordinario y también me acongojó la suerte del Erizo...quisá por aquello de que alguna vez...yo también...beso

Flor dijo...

Bello el cuento.

Desgraciadamente hoy en día y creo que las cosas estan empeorando, el "ser" cada vez más esta escondido, solo el "parecer" vale.

Quién tiene, brilla!
Quién no tiene es rechazado!
Es por eso que cada vez más se miente y se enseña lo que no es.

Un beso
Flor

Camino del sur dijo...

Precioso relato que deja traslucir la naturaleza humana, tenemos que aprender a desprendernos de tantas máscaras y ser nosotros con todo nuestro cargamento de inseguridades pero que nada nos quite la alegría de vivir. Me ha venido muy bien esta fábula.

Abrazos y gracias.

M. P.

Camino del sur dijo...

Precioso relato que deja traslucir la naturaleza humana, tenemos que aprender a desprendernos de tantas máscaras y ser nosotros con todo nuestro cargamento de inseguridades pero que nada nos quite la alegría de vivir. Me ha venido muy bien esta fábula.

Abrazos y gracias.

M. P.

Melibea dijo...

Gracias por tus palabras.
Este fin de semana espero pasear por estas hermosas calles, así como encontrar un poco más de tiempo para mis aficiones.
Diviértete y disfruta de la primavera, a pesar de que hoy amenaza lluvias.
un beso y un café templadito.

La Gata Coqueta dijo...

Ante todo el ser, el "parecer" en un momento dado se apaga y es más dura la derrota llena de inutilidad posible.

Que conste que hoy en día es en el mundo que más se vive, pero el vacio de soledad es tan grande que es una losa muy pesada que tratan de ocultar bajo cualquier precio...

Que pena, y para que tanta hipocresía para el poco tiempo de vida que nos acompaña...

Un abrazo de buenos deseos para este fin de semana querida amiga con todo el afecto que siempre me acompaña.

María del Carmen

Epístola Gutierrez dijo...

Maravilloso texto que nos lleva a la reflexión, Susuru. Gracias por traerlo.
Con respecto al comentario que dejaste en mi blog, de que la historia es para más que una carta, me encantaría que la desarrollaras.
Sabés que lo mío no es el relato, y sería un honor que vos lo hicieras (si querés, claro!)
Un beso, amiga.

Ricardo Miñana dijo...

Profundo y bonito el relato,
un gusto pasar a leerte.
que disfrutes el fin de semana.
un abrazo.

tia elsa dijo...

Vivimos en una sociedad en que la apariencia es lo que más importa, muchas veces te juzgan por tu aspecto y eso es triste, como el pobre erizo quienes no tienen bella apariencia suelen sentirse menospreciados y tratan de pasar desapercibidos. Besos tía Elsa.

medianoche dijo...

Estoy leyendo mucho sobre el tema, creo que a todos no ha entrado esa preocupación, pero es razonable, la vida es un sueño de realidades, un sueño de hoy, de siempre, un sueño lleno de esperanzas y vivencia, pues sigamos viviendo felices realizando aquello que nos agrada siendo auténticos, sin mascaras, seamos nosotros mismos… así la vida cobra sentido

Besos

Besos

La Gata Coqueta dijo...

Paso a visitar dejando my saludo de buen deseo para el comienzo de la semana a la persona más autentica que he conocido, que siempre va regalando poesía por los espacios dejando una nota de color y afecto muy dificil de seguir...

Y por lo tanto eres un tanto especial para mi.

Un abrazo en compañia de un beso para dejar constancia de mi aprecio hacia tí.

María del Carmen

Cecilia dijo...

Qué acertada tu publicación en los tiempos que corren... parece que todo se puede comprar, senos, cola, anti esto, anti lo otro... vamos a ser como en el cuento unos cuerpos preciosos en las tumbas... con unas inversiones astronómicas mientras sigue habiendo hambre en el mundo.
Un abrazote Su.

SOYPKS dijo...

Hola mi Amig@ te deseo un excelente comienzo de semana.

Besos…..
¡|i¹i|¡,       ,¡|i¹i|¡,      ,¡|i¹i|¡, 
¹i|¡,¡|i¹     ¹i|¡,¡|i¹     ¹i|¡,¡|i¹  
   
De Tu amiga

(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> ♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ SOYPKS Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥
En este mes tan hermoso te deseo mucho amor
Y abundante paz muy dentro de tu corazón.
---------- ♥

---------- **

--------- *o*

-------- *♥*o*

------- ***o***

------ *o**♥*o*

----- **♥**o**o**

---- *o**♥***♥*o*

--- ****♥**o**o****

--**♥**o*****o**♥**

-****♥**o*****♥**o***

*♥***o***♥**o***o***♥*

----_____!_!_____

Felix Casanova dijo...

SUSURU...

Uff¡¡ Que forma tan maravillosamente lúcida y genial de exponer un tema tan trivial y al que la damos tanta importancia en esta sociedad como la belleza exterior.
El pobre erizo murió de hambre, pero quizás no fue su culpa, sino de la sociedad de animales en la que vivía, los cuales le rechazaban por feo y grotesco a la vista.
Hemos de ser antes que parecer, pero querida amiga, cuan difícil tarea es...
Tristemente suelen triunfar los que parecen...

Un beso y unas felices fiestas desde el corazón

Carlos Galeon dijo...

¡Genial!, y me has partido el corazón,
yo que siempre
he buscado la razón,
y defiendo la Justicia,
me haces ver que la hermosura
es parte de la impostura,
que la verdad ni acaricia.
Un abrazo, ¡ y felices fiestas de todo corazón!