martes, octubre 05, 2010

Antes de la lluvia. de: Susuru

“Decile a Bautista que me enteré de que metió vacas de cría en el fondo del terreno de mi casa. De la misma forma que las trajo sin mi autorización, que las saque de allí. ¡No quiero olor a bosta cerca de mi persona! ¿Entendiste? Que Pedro me consiga cebo del mejor para hacer velas y que se asegure de la buena calidad del mismo. De lo contrario tendrá que hacer la tarea dos veces. Te encargo a vos que pongas vino de misa en los botellones sin ser chusco. No se olviden de avisar al cura Severino que quiero misa en casa el domingo a las siete en punto. Y no sean lerdos porque no aceptaré olvidos ni excusas. Con vos hablaré personalmente al llegar para que me comentes todas las novedades. En estos cinco días de viaje que haré en la carreta tirada por bueyes pasarán cosas de las cuales quiero estar enterada. Apuntá todo para no olvidarte. Comunicale a Petrona. que tenga la casa lista y los fogones encendidos y que no la quiero ver haciéndose arrumacos con Bautista Repongan el maíz para las gallinas y limpien el establo. Sabés que no me gusta la mugre. No quiero animales apestados. Quiero tener las mejores vacas que rindan mayor cantidad de leche …”
Espero que no hayan fracasado con el engorde porque me tendrán que rendir cuentas. Aunque me hago la distraída, sé que son bastante haraganes en mi ausencia. El pago será equivalente al rendimiento que yo misma me encargaré de controlar………”
Así escribía en setiembre de 1895 Mercedes del Carmen Abad López a su hijo Luciano de 38 años desde Santa Rosa, La Pampa. Merceditas era famosa en la zona por su belleza de mujer blanca con ojos claros y más que nada por su carácter de mariscal de campo que nadie se atrevía a contradecir. Comentaban que fumaba cigarro de chala mientras rezaba el rosario. Que montaba tan ligero a caballo como gato montés. Que era capaz de dormir al aire libre sin soltar la escopeta. Salvó su vida de la persecución de los indios en más de una oportunidad. Don Juan Francisco Valle de Paz contrajo matrimonio con Merceditas el 12 de octubre de 1854 y era vox populi que nunca logró domesticar a esa flor de muchacha corajuda. Tampoco se animó a dejarla porque en las horas de placer ella era una fiera. Y a Juan, aunque era manso, le gustaba. Andaba con el cuerpo ardiente esperando que ella se levantara la enagua y lo llevara para la pieza .

Hoy en su memoria queda como recuerdo “La Indomable” un casco de estancia en Quemú Quemú. Allí murió el 28 de enero de 1920 durmiendo a la sombra de un nogal a las cinco de una tarde calurosa y húmeda antes de caer la lluvia.
autora: susuru
DERECHOS RESERVADOS

mi agradecimiento a D.A.M

20 comentarios:

Liliana Lucki dijo...

Quemu´ lindo nombre para un lugar con semejante

dueña.Me pregunto si murió por la tarde....

Los festejos ,fueron esa misma noche ?????

Don Paz quedo en paz !!!!

Muy bueno,Lili

Flor dijo...

Que mujer!!!!
Por lo menos cuando murió parece que estaba tranquila, durmiendo.

Y fiera hein??? en la cama??

Muy bueno cuento.

Bessitossss
Flor

Elba dijo...

Susuru , me encantó tu cuento...que mujer...muchos besos

María Susana dijo...

tenemos que situarnos en el año y diremos que mujer! pero quizás su fuerza para la época era necesaria, seguramente a su lado ese hombre tenía que ser manso, pues si no no hubiera quedado vio alguno de los dos. Y si era fiera en todo y en la cama pues digo que mujer!!! murió durmiendo que dulce muerte, después de tanta lucha y pasión era esa su muerte. Un beso me encantó!

JUAN dijo...

¡Caray! Me la imagino ordenándole a su esposo: "¡Tú espérame en la cama, que hoy tienes que complacerme!"
Y el pobre: "Sí, querida. Lo que tú mandes".
Muy interesante historia, Susuru. Gracias por compartirla.

Leny dijo...

Me encantó Sú cómo hilvanaste la carta que Mercedes dejaba con las indicaciones, con la historia en si mism.
Me gustan las frases cortas, el ritmo, la estructura...
Es una historia contundente (y maravillosamente contada...) de una mujer de ¨aquellas épocas¨...donde había que ser sumisa y dependiente, o fuerte como una fiera...
Prefiero a las segundas...Prefiero a Merceditas...

Besos enormes

Jota Ele dijo...

¡Una mujer de armas tomar!

Dios nos libre. El Señor del Valle de la Paz, se quedó sin valle pero muy en paz.

Besos.

La Gata Coqueta dijo...

Que historia más sorprendente de gente con arte y corage a mi estilo...

Hoy me he quedado pensativa con tus visitas, las cuales sabes que siempre son parte de la muestra del afecto que siempre nos ha únido en este mundo virtual.

Un beso en tu mejilla susurro, y en tu mado deposito una rosa que al contemplarla te devolverá la belleza interior de tu alma.

Esta que te aprecia hoy y siempre...

María del Carmen

Abuela Ciber dijo...

Realmente me emociono porque me hizo acordar a una familiar.!!!!

Rstupendo todo lo que has compartido que con agrado se lee.

Cariños

Nélida Giullo Del Savio dijo...

Aparece mi nombre en el sitio, Nélida Del Savio, pero no encuentro nada, obras blog etc. de cualquier manera me encantó encontrar este y deseo pertenecer, mi blog es nelly-arte digital y prefiero me escriban a
nelisavio@yahoo.com.ar

ANTIQVA dijo...

Me la imagino diciendo a su marido aquello de: "Cariño, vere haciendome el amor, que llego en cinco minutos..."

Je,je,je

Un abrazo, amiga

dondelohabredejado dijo...

Qué carácter!!! Seguramente gracias a su estilo logró sobrevivir y llevar adelante todo. Imagino que se la habrá extrañado mucho luego de su partida, aunque fuera mandona seguro inspiraría cariño.
Un abrazo grandote, Susuru. Que tengas muy hermoso día.

Patricia dijo...

Coincido con Leny, Su!
Y yo también prefiero a Merceditas, jajaja. Qué grande!
Tu historia me transportó a aquellas épocas, como si yo hubiera estado por ahí (quién sabe, quizá estuve ;-)
Besos y abrazos!

SOYPKS dijo...

★∵☆.◢◣    ◢◣ . ☆∵★
   ◢■■◣  ◢■■◣
  ◢■■■■■■■■■◣FELIZ FINDE
  ◥■■■■■■■■■◤
   ◥■■■■■■■◤ 
    ◥■■■■■◤
     ◥■■■◤    
      ◥■◤
       ▼
        \
         \  
          \
           \
            \
             \
              \       
               \ ●
                ︾》
                《
La Amistad es uno de los Dones
Más hermosos que poseemos.
Recibe mi abrazo a la distancia.
Gracias por brindarme su amistad.

Tú amiga

(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> SOYPKS

Beldever dijo...

¡Fantástico relato! Me he imaginado a Merceditas como si la conociera o la tuviera delante !.

¿Su descendencia sería tan bravía, esos genes habrán llegado hasta hoy?
¡Pobre Don Juan Francisco, con tanta mujer sumisa que había en aquellas épocas ! se superó con la elección o ¿no sabría con quién se metía?.

¡Felicitaciones, Su!

Epístola Gutierrez dijo...

Hermoso texto, cuidado en su forma y nivel de lenguaje.
Una mujer diferente con una personalidad muy fuerte y seguramente muchos secretos...
Que tengas un hermoso fin de semana.
Un beso.

Rorry_la Charo dijo...

Muy bueno, Susu.
Así, como ella, habrán sido todas las mujeres que vivieron en nuestro suelo. Combinar la lucha con el amor.Organizada para sobrevivir a lo inhóspito. Me recuerda a una de mis bisabuelas de la que sólo sé que era vasca, rubia de ojos verdes y que se hizo matarife a la muerte de su marido.
Un beso
Rorry, la Charo (recién llegada luego de más de un mes y medio sin navegar por Internet, gracias a su caprichosa computadora) :-)

ILUSION dijo...

Hola Susuru,,,,que interesante esta historia de "La Indomable",,,fue muy agradable conocerla,,,,,,Besitos linda amiga y feliz fin de semana,,,,

Leo dijo...

Excelente escrito Susuri, me has metido en una época de muchas agallas para salir adelante en la vida y que no te pisaran, parecido a hora pero de otra forma más salvaje y natural, dando la cara y de frente.
Gracias Susuri por compartir tan buena literatura.

Abrazosssss de Leonor.

Ana Lorena dijo...

Que mujer!!! Sinceramente creo, que no habrian muchas como ella en esa epoca! Ha sido un place3r leerte!