miércoles, octubre 28, 2009

Palabras de Mujeres amantes de la lectura.

La lectura es un almácigo de ideas y de ideales políticos, sociales, económicos, religiosos…. Muchas veces, las ideas contenidas en los libros son un desafío para el orden establecido; por ello las lectoras de todos los tiempos se han valido de los libros para luchar contra la injusticia y el abuso del poder, a despecho de castigos tremebundos y bibliotecas reducidas a cenizas por los déspotas del momento.

Evelia Ma. Botana Montenegro
Leer puede volverla a una, rebelde e infundirle la idea de que es posible apartarse del camino que le habían trazado otros.
Michele Petit
La lectura de libros parece curiosamente, operar nuestros sentidos en cataratas; después de leerlos vemos con más intensidad; el mundo aparenta haberse despejado del velo que lo cubría y haber cobrado una vida más intensa.
Virginia Wolf
Tomé las afirmaciones de diferentes autoras que definen la importancia de leer en las mujeres.
Para mí leer siempre fue un descubrimiento a algo inesperado, insólito que me aportaba nuevas palabras a mi lenguaje cotidiano y me permitía visualizar escenas de lo que iba recorriendo en la lectura. De allí que cuando leemos un libro y luego vemos la película basada en el mismo, a veces nos asombra, otras nos decepciona, porque nuestra imaginación concibió los paisajes, los personajes, el vestuario, de un modo diferente.
Quiero dejar en este post los nombres de tres libros leídos en diferentes etapas de mi vida que han dejado una profunda huella imborrable. Ellos son: "El Principito", "El País de las sombras largas", "Diario íntimo de Frida Kahlo". No voy a detenerme en analizar si era o no literatura de gran calidad. Sólo puedo afirmar que con ellos resignifiqué obstáculos que pesaban en mi vida como una mochila llena de piedras que encorvan la espalda. Hoy mi columna se mantiene en su eje. ¿Qué libros le han dejado huellas profundas a ustedes y por qué? Quieren comentarlo? Tienen alguna anécdota al respecto? La compartimos? ¿qué les parece? susuru
dejo música para que escuchen mientras piensan las respuestas.
Con amor, dedicado a tod@s ustedes.

33 comentarios:

Albino dijo...

Uno de los libros que mas huella me ha dejado es "La ingeniosa aventura de Don Quijote de la Mancha" de Cervantes, esa obra monumental que todos dicen haber leido y que poca gente terminó. De niños leí versiones adaptadas, pero de adolescente pude ya con el texto completo y me di cuenta que dentro había ironia, aventura, filosofía y muchas lecciones que, pasados cientos de años, siguen siendo actuales.
Por ejemplo en el amor, todo tuvimos alguna vez una Dulcinea, y en la lucha, los molinos de viento se han convertido en missiles, por lo que siguen amenazantes.
Me alegro por localizarte desde la otra orilla Altántica y viviendo en un pais en el que yo tambien residí durante unos años y localicé muchs quijojes.
Espero que te pases por mi blog y me dejes tu logotipos en el mosaico de seguidores.
Cariños

Fabia dijo...

Hermosa y acertada reflexion Susu, me gusta leer desde que era niña y seria ddificil elegir, son muchos los que han dejado huella en mi, intentare señalar alguno, El coronel no tiene quien le escriba de Garcia Marquez, La fiesta del chivo, de Vargas LLosa, Sofia de los presagios de Gioconda Belli y cualquiera de mi poeta favorito Miguel Hernandez. Como anécdota, pues que cuando me prestan un libro si no me lo piden ¡jamas lo devuelvo!, mis amigos lo saben asi que ya dicertamente me los regalan, jeje, te juro que no es maldad creo que es como una mania o algo asi, tambien es verdad que cuando presto un libro a alguien tampoco espero que me los devuelvan, creo que quien se queda con un libro es porque realmente lo necesita.
Besinos de cálido otoño.

La Maga dijo...

Tu columna trajo a mi memoria la vida Hypatia de Alejandría y Sor Juana. Para comprender ambas muertes conviene leer 'El Miedo a la Libertad' de Erich Fromm.

((... ... ...))

Cecilia dijo...

Qué libros... son tantos... pero eligiré "Cumbres Borrascosas" a mis 15 años leerlo significó comprender que el amor no siempre era esa historia me amás-te amo, podía ser extremadamente complicado y doloroso. La inteligencia emocional, me respondió muchas preguntas... y los poemas chinos de LiPo me hicieron amar la poesía. Ùltimamente un cuento de Sommerset Maugham: Jane. Hermosas reflexiones que nos provocás Susuru. Besos

Melibea dijo...

¡Hola, Su! Para mí la Literatura casi lo es todo: es mi forma de entender el mundo y es, en gran parte, el germen de mi personalidad. Por eso, porque sin Literatura o sin Arte no existiría la salvación de muchos, creo que no existen palabras suficientes para retener su magia.

Un abrazo

Flor dijo...

Hola querida!
Un bello tema que traes aqui en tu entrada,la lectura, libros...
Desde muy pequeña que siempre me gustaron los libros, mi problema muy grave: muchos solo los leía hasta la mitad y para saber el final del cuento, pasaba las páginas y leía el final jajajaja. Más tarde ese problema pasó, pero mucho más tarde!!!!! Siempre fuí una persona inquieta. Después del problema de salud que he tenido, a juntar a la inquietud vino la falta de concentración pero ya estoy mejorando. Hoy siento que deberia haber hecho un esfuerzo para leer más porque es muy necesario para nuestro vocabulario.
Una anedocta? Me acuerdo que cuando estudiaba literatura francesa en francés, tuvimos que leer un libro que se llamaba "La cabra del Sr. Seguin" en francés claro. Tenía unas compañeras que no estudiaban nada y francés menos. Antes del examen vinieron pedirme que les contara el cuento y yo les hice ese favor, claro. Ya no me acuerdo muy bien pero en el cuento había la cabra y un lobo y creo que el lobo comió la cabra. Ellas como no entendieron nada escribierón que la cabra había comido el lobo jajajajajajaja Imaginense el resultado tuvieron en el examen??

Su, Astor Piazzolla, espectacular, me encantó!!

Besitos y cariñitos
Flor

dondelohabredejado dijo...

Qué hermoso post, querida Susuru. Me alegra volver a visitarte justo en este tema. Creo que todos los libros que he leído me han ido modificando, aún los que me llevaban a reaccionar opuestamente me enriquecieron y me hicieron pensar.
Son muchos los que dejaron marcas fuertes, pero en estos momentos me llega Brech a la mente y al corazón. Lo leí por primera vez a los 17 años, Galileo , fue un shock que me cambió, me dio vuelta como un guante, y me planteó cosas que aún hoy me movilizan. Luego, todas sus obras me fueron marcando fuerte, El Alma Buena de Se Chuan y La Opera de dos Centavos, sobre todo.
En mi adolescencia fue fuerte la lectura del diario de Ana Frank.
Y actualmente siento que todo lo que llega me moviliza, y nada llega por casualidad.
Seguramente debería nombrar muchos más, pero por algo será que vino Don Bertolt a mi mente... Seguramente esta noche relea algo de él.
Te dejo un fuerte abrazo, amiga, hoy comienzo de a poco a retomar la blogósfera, y espero pronto volver a actualizar mi blog.
Chuik chuik chuik.

wizard dijo...

Los libros simepre seran los liberadores del alma. Son ellos los creadores de todas lña spuertas mágicas que todos/as anhelamos. besos desde la taberna.

JUAN dijo...

Hola Susuru: Bonita entrada y preciosas frases.
No todas las mujere escriben cosas en serio. Mira la que te traigo:

• Cuando un hombre toma la palabra, la gente escucha y después mira. Cuando la toma una mujer, la gente mira. Después, si les gusta lo que han visto, escuchan.
Pauline Frederick
Un beso

Jota Ele dijo...

Leer no sólo es importante para las mujeres, Susuru. También es capital para los hombre y los niños.

yo soy un lector empedernido. Suelo leer hasta folletos tirados en el suelo.

Citar aquí los libros que me han dejado huella sería muy prolijo. Naturalmente, "El Quijote". De estudiante lo tuve que leer varias veces por imperativos del colegio. Me pareció entonces insufriblemente grueso el libro. Después lo saboreé lentamente, como debe hacerse. "Cien años de soledad" también me parece un libro capital. Si es necesario, puedo citar muchos más pero, como digo, sería muy prolijo.

En cuanto a las películas basadas en relatos literarios, es muy difícil que se acerquen a la calidad del libro por varias razones. Como tu muy bien dices, los escenarios no coinciden con los que nuestra imaginación plasmó al leer. La limitación de metraje en las películas, etc. Sólo recuerdo un caso en el que la película me pareció tan buena o mejor que el libro. Me refiero a "El Padrino", basada en la novela, como sabrás, de Mario Puzzo.

Y, como anécdota, te diré una frase que me dijo mi padre cuando era un niño:

"Incluso el peor libro del mundo tendrá algo que enseñarte".

Un cordial saludo.

Antiqva dijo...

Amiga, la lectura de libros "de carne y hueso" es uno de los "vicios" de uno...

Jamas podre leer un libro en soporte informatico... Me resulta imposible...

De hueso, de carne y hueso, son los libros que uno ama.

Un abrazo, Sususu

Rorry_la Charo dijo...

¡Ay, SUSU!
Es tanto lo que la literatura marcó mi vida que no alcanzarían las palabras para ponerlas en este comentario.
Es por eso que, esperando no abusar de tu hospitalidad y dejando a tu arbitrio que publiques mi respuesta, te pego el link de un post en el que me refiero al tema.
http://derorrylacharo.blogspot.com/2009/07/para-que-sirve-la-literatura.html

Un beso, lleno del cariño y la admiración que despiertas en mí...
Rorry

SUSURU dijo...

LA BUENA PALABRA,

Poldy L. de Bird


Vela por la palabra que pronuncias con el largo cuidado
conque elije el labriego la semilla para su campo arado.

Pon en el aire sólo la grávida palabra que germina
y que sigue viviendo cuando la voz que la pronuncia se termina.

La palabra que tiene la redondez completa del buen grano
y cae en los oídos como un beso en el hueco de la mano.

Planta en el aire un bosque cálidas palabras perfumadas
para que sobrevivas cuando de sangre y voz no quede nada.


Con este poema de su mamá: Poldy de Bird, la escritora Poldy Bird cerró la mesa redonda sobre La Palabra en el Tercer Congreso Mundial de la Lengua Española

Silencios dijo...

Don Quijote de la Mancha
El Judaísmo
Obras Completas de Bécquer
y más, más, más.
¿Cómo podría poner solo tres? IMPOSIBLE, creo que aprendí a leer antes que hablar, jajajaja.
Ávida lectora desde muy niña.
Los únicos que no leo son los auto-ayuda, y algunos de política, me aburren soberanamente. Ufff
Ay!!!
Me ha gustado mucho tu escrito de hoy, mi niña de la sonrisa bella.

Mis besos grandesssssssss

JoLuis dijo...

Ak estoy y con mucha vergüenza porq creo que no leí ningún libro entero.

leo el diario, algo de deportes, siempre cosas sueltas, pero no me concentro en un libro.

Shanty dijo...

Que belleza de entrada, Susuru. En primer lugar, porque amo la lectura. Los libros me han inspirado desde que los conocí, a los 12 años. De ahí para adelante, han sido mis compañeros de vida.

No sé si ha sido un libro en particular el que haya dejado una profunda huella. ¡He leído tantos!, pero creo que últimamente, lo que me ha sacudido fundamentalmente son los avances en la física cuántica, que resumen de una manera científica el porqué nuestra vida es cómo es. Leerla, es cambiar los paradigamas viejos y adoptar nuevos, mucho más significativos y profundos.
Interesantísimo post mi querida amiga.
Te dejo un fraternal abrazo.

Navegante Del Alma dijo...

Amiga, primero dejame decirte que amo a la mujer que lee, la recontraamo.
Luego contesto: uno de los libros que mas huella ha dejado en mi es "Sobre héroes y tumbas" de Sábato. Otro: "Siddartha", de Herman Hesse. Otro mas: "El llamado de lo salvaje" de Jack London.
Los motivos son variados, pero giran en torno a lo profundo de la vida misma, todos muestran ese lado oculto y salvaje del ser humano y eso me ha movilizado siempre.
Dejo besitos.

Sauze dijo...

Susuru, me encanta la entrada que hiciste.. los libros nuestros fieles compañeros.Yo recuerdo un libro que me encantaba de pequeña "un lugar para katrin", fue leer ese libro y me aficioné a la lectura; quizá este me haya marcado el inicio de este mundo tan mágico.
por cierto, susuru, emprendo una nueva colección de cuadros e imagenes de mujeres leyendo (el otro día me intercambiaba emails que hacía referencia a este tema, y se me ocurrió la idea de hacer esta colección)...
Creo que vuelve a ser casualidad contigo... o más bien... conexión???
un beso, linda.

SUSURU dijo...

Quiero dejar plasmadas aquí las palabras que eligió para su discurso JUAN GELMAN, al recibir el premio Cervantes como ilustración a este post:

"...
Santa Teresa y San Juan de la Cruz tuvieron para mí un significado muy particular en el exilio al que me condenó la dictadura militar argentina. Su lectura desde otro lugar me reunió con lo que yo mismo sentía, es decir, la presencia ausente de lo amado, Dios para ellos, el país del que fui expulsado para mí. Y cuánta compañía de imposible me brindaron. Ese es un destino "que no es sino morir muchas veces", comprobaba Teresa de Avila. Y yo moría muchas veces y más con cada noticia de un amigo o compañero asesinado o desaparecido que agrandaba la pérdida de lo amado. La dictadura militar argentina desapareció a 30.000 personas y cabe señalar que la palabra "desaparecido" es una sola, pero encierra cuatro conceptos: el secuestro de ciudadanas y ciudadanos inermes, su tortura, su asesinato y la desaparición de sus restos en el fuego, en el mar o en suelo ignoto. El Quijote me abría entonces manantiales de consuelo.
Lo leí por primera vez en mi adolescencia y con placer extremo después de cruzar, no sin esfuerzo, la barrera de las imposiciones escolares. Me acuciaba una pregunta: ¿cómo habrá sido el hombre, don Miguel? Conocía su vida de pobreza y sufrimiento, sus cárceles, su cautiverio en Argel, su Lepanto, los intentos fallidos de mejorar su suerte. Pero él, ¿quién era? Releía el autorretrato que trazó en el prólogo de las Novelas Ejemplares: "Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada", que nada me decía, salvo la mención de sus "alegres ojos". Comprendí entonces que él era en su escritura. Me interno en ella y aún hoy creo a veces escuchar sus carcajadas cuando acostaba al Caballero de la Triste Figura en el papel. Sólo quien, desde el dolor, ha escrito con verdadero goce puede dar a sus lectores un gozo semejante. Cómico es el rostro de la tragedia cuando se mira a sí misma.
Declaro que, en verdad. quise recorrer ante ustedes, con ustedes, los trabajos de Persiles y Sigismunda, o la locura quebradiza del licenciado Vidriera, o compartir la nueva admiración y la nueva maravilla del coloquio de los perros, o el combate verdaderamente ejemplar entre los poetas malos y los buenos que tiene lugar en "Viaje del Parnaso" y en el que cualquier buen poeta podía caer herido por un pésimo soneto bien arrojado. Pero tal como la lámpara alimentada a querosén que los campesinos de mi país encienden a la noche y alrededor de la cual se sientan a cenar, cuando hay, y luego a leer, cuando hay y cuando hay ganas, y a la que mosquitos y otros seres alados acuden ciegos de luz y la calor los mata, así yo, encandilado por don Alonso Quijano, no puedo sustraerme a su fulgor....."

De Lirium soy dijo...

Hola Susuru... vuelvo a visitarte después de mucho tiempo y encuentro un post hermoso, acompañado por la música de nuestro Astor.
Libros? el que más me marcó desde la adolescencia fue My Life, la autobiografía de Isadora Duncan... nada se compara con eso...
Luego... diferentes diarios y vidas... Anna Frank, Bèjart (Un instante en la vida ajena), Nureyev, Indra Devi, Niní Marshall.. en fin, me encantan las biografías... y ya más grande otro flash fue la poesía de Pizarnik.
Un abrazo, un gusto pasar por aquí.

María Ayala dijo...

Confieso, amiga, que no soy muy diciplinada para leer, me gusta más escribir, pero de los libros que recuerdo me dejaron algo para reflexionar, fueron "Juegos prohibidos" de René Clément, el que leí a los 17 años y nunca lo he olvidado, además vi la película y me pareció maravillosa.

El otro es "El Conode de Montecristo" de Alejandro Dumas...comencé a leerlo antes de acostarme y al amanecer todavía seguía leyendo, no comí ni cené ni dormí la siguiente noche, con el previo regaño de mis papás, pero fue una novela que me atrapó de principio a fin, es raro que termine de leer un libro, qué vergüenzaaa, pero así soyyy, ahora mismo, tengo tres libros comenzados...verás que me propongo a terminarlos.

Gracias por todo lo que nos compartes, amiga, es maravilloso entrar a tu blog y ahora que regreso...¡me siento felizzzz como una lombrizzz!!!

Un besote, mi SUSU que tengas un lindo inicio de semana,

María

La Gata Coqueta dijo...

Querida Susu; como que ya he llegado...

Hblar de libros leidos seria muy dificil enumerar por la cantidad y de diferente temario.

El viejo y el mar, de Hemingway

También se muere el mar, de Fernando Morán

Hamlet, de William Shakespeare

El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez.

La vida de Isadora Duncan.

Todos ellos me han aportado siempre, esa parte en la cual te hace pensar como plantearte la vida, vista desde otro prisma diferente a la que tu creias ser la mejor, puesto que te resumen una étapa completa que tu nos has vivido aun...


Uno de los más recientes leídos que no podias abandonalo hasta terminarlo fue:
Corazón helado de Almudena Grandes y por supuesto tengo leídos todos los de Isabel Allende con anterioridad, como lectura para pasar un rato ameno.

Y lo más recientito la trilogia de LARSSON, STIEG:

1º)Los hombres que no amaban a las mujeres.

2ª)La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.

3º)La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Voy por el segundo con trama de intriga hasta el momento y muy aceptables.

Aparte de mi amor por la lectura, me has salido fuertes compitidoras, una de ellas con diez años ya se leyo a Cunta Quinte de un tirón y con el pasar de los tiempo ya tiene una novela editada y otra en ciernes.

Y si es la otra hermana más de lo mismo, así que en casa es de lo más normal tropezarte con un libro en el momento más inesperado.

Bueno, de libros ya no más hoy mañana que ya es otra día ...

Un beso un abrazo y una rosa, para que al contemplarla te devuelva tu imagen...

¡¡Feliz semana!!

Marí

Carmelo Mesa dijo...

Hola Susuru.
Antes que nada mandarte un beso tropical, caruloso, de corazón, en la seguridad de que estarás en un estado maravilloso.
En cuanto al libro, es cierto que hay algunos que te dejan una marcha especial en el alma.
El Tunel de Ernesto Sábato. Sobre héroes y tumbas, también de Sábato.
Hojalasca, de Gabriel García Marquez.
De Carlos Castaneda, desde las Enseñanzas de Don Juan hasta el vuelo del Aguila.
Estos pueden ser los cimientos de una estructura literaria que me ha permitido expresar mejor los vapores del alma.
Lo dicho.
Un beso.

Acacia dijo...

Desde muy pequeña me han fasinado los libros, para mi la lectura es casi como el aire, no se que seria de mi vida, de mis noches, de mis tardes de lluvia sin un libro.
los libros son como un viaje a descubrirnos e inventarnos en otros mundos.
mis favoritos hasta ahora han sido:
*riesgo calculado (Katherin neville)
*así hablo zaratustra (Nietzsche)
*cien años de soledad (gabriel garcia marquez)
*el demonio y la señorita prym (paulo cohelo)
*las ansias carnivoras de la nada (alejandro Jodorowsky)
*de amor y de sombra (isabel allende)

¡Un abrazo!

Alatriste dijo...

No concibo la vida sin los libros, sin la lectura. Me alegro de que tengas mi misma opinión. Un beso, niña.

tia elsa dijo...

Concuerdo contigo, leer es uno de los placeres más grandes, sobre todo porque nada supera nuestra imaginación. Los libros que me marcaron fueron sin duda "Mujercitas" porque con el aprendí el placer de leer y de alli en adelante no pude parar, en mi adolecencia "La mujer rota" me enseñó que no es bueno amar tanto, que primero me tengo que querer yo, y el resto me fue dando cada uno su cuota de sabiduria. Besos tía Elsa.

Leinad24 dijo...

Increible post....
Por cierto, ya estoy por aquí, después de un tropezón, ya estoy de nuevo caminando.
Un beso

petitapetitesa dijo...

Te dejo un fragmento que me impacto del ultimo libro que he leído “2666” de Roberto Bolaño.


Fobias (fragmento de "2666", de Roberto Bolaño)

"... Hay cosas más raras que la sacrofobia, dijo Elvira Campos, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos en México y que aquí la religión siempre ha sido un problema, de hecho, yo diría que todos los mexicanos, en el fondo, padecemos de sacrofobia. Piensa, por ejemplo, en un miedo clásico, la gefidrofobia. Es algo que padecen muchas personas. ¿Qué es la gefidrofobia?, dijo Juan de Dios Martínez. Es el miedo a cruzar puentes. Es cierto, yo conocí a un tipo, bueno, en realidad era un niño, que siempre que cruzaba un puente temía que éste se cayera, así que los cruzaba corriendo, lo cual resultaba mucho más peligroso. Es un clásico [...]. Otro clásico: la claustrofobia. Miedo a los espacios cerrados. Y otro más: la agorafobia. Miedo a los espacios abiertos [...]. Otro clásico más: la necrofobia. Miedo a los muertos, dijo Juan de Dios Martínez, he conocido gente así. Si trabajas como policía resulta un lastre. También está la hematofobia, miedo a la sangre. Muy cierto, dijo Juan de Dios Martínez. Y la pecatofobia, miedo a cometer pecados. Pero luego hay otros miedos que son más raros. Por ejemplo, la clinofobia. ¿Sabes qué es? Ni idea, dijo Juan de Dios Martínez. Miedo a las camas. ¿Puede alguien tener miedo o aversión a una cama? Pues sí, hay gente que sí. Pero esto se puede atenuar durmiendo en el suelo y no entrando jamás a un dormitorio. Y luego está la tricofobia, que es el miedo al pelo. Un poco más complicado, ¿verdad? Complicadísimo. Hay casos de tricofobia que acaban en suicidio. Y también está la verbofobia, que es el miedo a las palabras. En ese caso lo mejor es quedarse callado, dijo Juan de Dios Martínez. Es un poco más complicado que eso, porque las palabras están en todas partes, incluso en el silencio, que nunca es un silencio total, ¿verdad? Y luego tenemos la vestiofobia, que es el miedo a la ropa. Parece raro pero está mucho más extendido de lo que parece. Y uno relativamente común: la iatrofobia, que es el miedo a los médicos. O la ginefobia, que es el miedo a la mujer y que lo padecen, naturalmente, sólo los hombres [...]. Luego hay dos miedos que en el fondo son muy románticos: la ombrofobia y la talasofobia, que son, respectivamente, el miedo a la lluvia y el miedo al mar. Y otros dos que también tienen algo de románticos: la antofobia, que es el miedo a las flores y la dendrofobia, que es el miedo a los árboles. Algunos mexicanos padecen ginefobia, dijo Juan de Dios Martínez, pero no todos, no sea usted alarmista. ¿Qué cree usted que es la optofobia?, dijo la directora. Opto, opto, algo relacionado con los ojos, híjole, ¿miedo a los ojos? Aún peor miedo a abrir los ojos. En sentido figurado, eso contesta lo que me acaba de decir sobre la ginefobia. En sentido literal, produce trastornos violentos, pérdidas de conocimiento, alucinaciones visuales y auditivas y un comportamiento, por lo general, agresivo [...]. Luego tenemos, por supuesto, la pedifobia, que es el miedo a los niños, y la balistofobia, que es el miedo a las balas [...]. Y otra fobia, ésta en aumento, es la tropofobia, que es el miedo a cambiar de situación o lugar. Que se puede agravar si la tropofobia deviene agirofobia, que es el miedo a las calles o a cruzar una calle. Sin olvidarnos de la cromofobia, que es el miedo a ciertos colores, o la nicrofobia, que es el miedo a la noche, o la ergofobia, que es el miedo al trabajo. Un miedo muy extendido es la decidofobia, que es el miedo a tomar decisiones. Y un miedo que empieza recién a extenderse es la antropofobia, que es el miedo a la gente. Algunos indios padecen de forma muy acentuada la astrofobia, que es el miedo a los fenómenos meteorológicos, como truenos, rayos, relámpagos. Pero las peores fobias, a mi entender, son la pantofobia, que es tenerle miedo a todo, y la fobofobia, que es el miedo a los propios miedos. ¿Si usted tuviera que sufrir una de las dos, cuál elegiría?".

Besos (Quizás me excedí en la longitud…jajaja…)

RMC dijo...

Excelente reflexion y buena apologia sobre la literatura, podria nombrar varios autores entre los que me gustan, pero
mejor felicitarte por tu buen texto y bello blog.

Feliz fin de semana
un beso
RMC

María Ayala dijo...

Pues hasta ahora pude venir a visitarte, luego de que estuve con Flor me llegó mi hermana que vive al lado y ya no entré, pero aquí estoy ahora para desearte un lindo fin de semana,

un beso gordo,

María

Karol_a dijo...

Hola.
Muy interesante tu blog Susuru, un placer estar por aquí, volveré, gracias por tu tiempo en mi casa. Un beso.

SUSURU dijo...

me permito copiar aquí estas palabras con un gran contenido:


“El peor analfabeto, es el analfabeto político.

No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.

No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la carne, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.

Es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.

No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el niño abandonado y el peor de todos los bandidos: el político corrupto, mequetrefe y lacayo del gran capital"

Bertol Brecht

Alfredo Ascanio Guevara dijo...

Hola Susuru como siempre he pasado una hora gozando de la música que nos has regalado. En cuanto a un libro que siempre recordamos y está unido a una anecdota, pues la primera edición ( 1967 ) de Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez y el asunto fue que en año de 1972 el autor visitó a Diego Arria que era Gobernador de la Ciudad de Caracas y yo me encontraba también allí, y entonces le llevé un ejemplar de su libro, muy manoseado y maltratado de tanto leerlo y le dije: " Mi esposa Judith le pide que por favor le firme ese libro viejito" (mi esposa se refería claro está a un libro ya bien usado)...y García Márquez entendió el "VIEJITO" como los 100 años de su historia, y la dedicatoria en el libro, que aún conservo, fue: "Para Judith este libro viejito,cordialmente" y colocó de inmediato su firma y el año (1972). Saludos cordiales y felicitaciones...