viernes, abril 24, 2009

Viajando con Le Breton y Los 5 Sentidos.

Estos días y con motivo de un nuevo año de la Feria del Libro en Buenos Aires nos visita David Le Breton, antropólogo y sociólogo francés que no deja de fascinarme con sus investigaciones y sus declaraciones. Copio aquí sus palabras con motivo de un reportaje que publicaran en http://www.cafebabel.com/, acerca de qué lugares conocidos le van despertando los sentidos.
“Me lo ponéis difícil”, contesta mientras posa sobre la mesa sus pequeñas gafas de montura azul claro, junto a la jarra de cerveza. Se acaricia las sienes, respira hondo y se lanza:“El gusto vive en Italia por lo general. Pero no me obliguéis a elegir una ciudad, en este país cada región ofrece sabores magníficos, no sabría deciros cuál prefiero”
Y la vista, ¿es francesa? “No, si tuviera que darle una nacionalidad, le volvería a dar la italiana. La Toscana, más exactamente. De hecho es florentina. Es donde la arquitectura ha conocido su expresión más perfeccionada. Florencia me pierde. Venecia representa también un espectáculo para la vista”.
Si queremos salir del País de la Bota hay que pasar por el tacto: “A nivel mundial, el tacto se encuentra en Río de Janeiro. En Europa, un buen sustituto sería Lisboa, que, de todos modos, está ligada a Río por múltiples lazos”. Es más, Portugal bien merece otro sentido más, uno de los más disputados en las guías turísticas y en los anuncios publicitarios
“El olfato lo asocio a la ciudad de Funchal, en la isla de Madeira. El perfume de su vegetación no tiene parangón en Europa. Sin duda, mi nariz me llevaría allá si pudiera escoger por sí misma”
En cuanto al oído, Le Breton cruza el charco para tenderlo en Vancouver y en las vastas llanuras del Canadá. “Es mi alcoba natural: sólo allí logro sentir que escucho el mundo.”
********************************************
Leo sus respuestas, tomo uno de sus libros, y me dispongo a viajar con los cinco sentidos a lugares nunca vistos, pero sí imaginados. Bendiciones espirituales, inspiración profunda y apertura a un orden invisible se van acrecentando. Estoy abierta a lo místico, espiritual y a los elevados aspectos de la existencia.
Fuerzas de regeneración y vigor entran en este tiempo mágico. Semillas de viejos deseos que estaban enterradas salen a la superficie. Revivo. Estoy renaciendo.
Siento un sorpresivo impulso de hacer algo diferente, de cambiar el orden que hasta hoy tenían algunas cosas.
Me voy de viaje más allá del arco iris............
Y ustedes? qué están sintiendo aquí y ahora? Gustan acompañarme en este viaje imaginario a rumbos fantásticos e inciertos? . Están invitad@s. susuru

13 comentarios:

SUSURU dijo...

De los 5 sentidos, ahora elijo prioritariamente el tacto,
Quiero abrazar y que me abracen.

Y en ese abrazo virtual comparto lo que nos dice mi admirado Eduardo Galeano.




Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

El mundo es eso -reveló-. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores.

Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas.
Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano, "El libro de los abrazos

petitapetitesa dijo...

¡¡¡¡Guauuuuu!!!! No me extraña que Eduardo te vuelva loquita; reconozco, que a mi también me pone este hombre, (y no me importa lo de sus dientes, solo hay que cerrar los ojos y escucharlo,,,Jajaja....)


Un abrazo y un beso

petitapetitesa dijo...

Te voy a contar las cosas que más me han impresionado allí donde he estado, por orden de estremecimiento:

Me pierden los verdes, amarillos, rojos, azules, lilas, naranjas…en fin, todos los colores; y el país que los recoge todos (Que yo haya visto claro) es Costa rica, jamás olvidare la sensación que tuve al ver, oír y sentir, un volcán en erupción (En directo), el parque natural de Tortugero, donde se rodó el dorado (De klaus Kinski), las tortugas desovando, las bandadas de colibríes, los pueblitos de pescadores, la selva, los volcanes, las flores…AH!!!! Y los patacones, el gallo pinto, las tortillas, el arroz con frijoles….

Guatemala me fascino por su paisaje humano, indios fascinantes, que no permitían que nadie les fotografiara por miedo a perder su alma, niños de seis y siete años desbrozando la selva con machetes, niñas que apenas levantaban un palmo del suelo cargadas a la espalda con sus hermanos más pequeños; pero sobre todo, un orgullo y una belleza increible que emanaba de todos ellos. Cuando cruce el lago Atitlan, el más grande del mundo, rodeado de volcanes, creí que estaba soñando, y cuando cruce la frontera de Guatemala a México por el rió San Pedro, supe, que se puede soñar con los ojos abiertos, era imposible distinguir el cielo del agua. Tikal, Chichicastenagno, Talismán,…todos lugares a los que volvería con los ojos cerrados. En cuanto a lo culinario, el tepezcuincle, nos sentó fatal, y para rematar el viaje, pille el “dengue”.

México, me volvió loca, en lo culinario, humano, cultural, y natural, y el tequila…. Señor!!!… casi vuelvo de allí alcohólica perdida…

Marruecos, fue una experiencia extraña, (asistimos invitados a una boda marroquí) me creaba un terrible conflicto la fascinación de su cultura, y la incomodidad de ser mujer en un país donde las mujeres no cuentan. La comida deliciosa, y el te mmmmmm……

Europa, me gusta, pero es otra cosa, le falta vértigo.


China, necesitaría ocupar todo tu blog para hablarte de ella, un lugar fascinante y terrible a la vez, lleno de contrastes y tradiciones, y cultura y paisajes humanos, y lleno, lleno de gente. Para hablar de su comida, necesitaría otro blog también… una obra de arte para todos los sentidos...

Solo espero que esta puñetera crisis acabe pronto, para al menos, poder volver a soñar con viajar; por el momento me conformo con los viajes imaginarios, astrales y los de la memoria.

Un beso

SUSURU dijo...

petita: me has dejado extasiada y con ganas de no terminar nunca de viajar y seguir descubriendo el placer de los sentidos.

Ricardo Güiraldes lo expresaba asi:



Nombre del Poema: Viajar



Asimilar horizontes. ¿Qué importa si el mundo
es plano o redondo?
Imaginarse como disgregado en la atmósfera,
que lo abraza todo.
Crear visiones de lugares venideros y saber
que siempre serán lejanos,
inalcanzables como todo ideal.
Huir lo viejo.
Mirar el filo que corta una agua espumosa
y pesada.
Arrancarse de lo conocido.
Beber lo que viene.
Tener alma de proa.


la crisis...la puñetera crisis como bien tú dices, por ahora sólo nos permite viajar con la imaginación.

tú preparaste licor.
gustas unos florentinos con almendras para acompañar con algo sólido?
yo invito

.Gs. dijo...

HOla Susuru!
Puesto a elegir un sentido en este momento, elijo el oído. Estoy cansado del alboroto, de los problemas que ocasiona la palabra, quiero escuchar, sentir el silencio por cada uno de los poros de mi piel, sentir como una brisa marina, fresca y tácita recorre los vellos de mis brazos y me hace extremecerme.
De todas formas, también tienes un abrazo de tu amigo Gus.

Besos
.Gs.

SUSURU dijo...

.Gs: me encantó tu abrazo!!!
es bien apapachador.
yo en lugar del mar me iría a la montaña a elegir los sonidos del silencio, especialmente a un lugar único e indescriptible para mí, en Merlo, San Luis, lugar dónde se escucha el diálogo de las almas con el viento.

otro abrazo.

Nataly dijo...

Yo me prendo querida Susu, imagino que el viaje debe ser fantastico, gracias por este hermoso post...Besitos y feliz fin de semana!!!

Rina dijo...

Yo elijo los ojos.... sin importar los sonidos.... con las ventanas del alma podemos tocar, oir, saborear, olfatear los sentires.
bellísimos viajes vueltos letras.,
leyendo me fuí de viaje tambien.
abrazos,
oídos,
gusto,
olfato,
ojos...... sí: ojos!!!
rina.

Cecilia dijo...

Cuánta magia! Con estos relatos que he leído, seguro me quedo con la vista, porque me da la posiblilidad de a través de la lectura, imaginarme lo que otros han visto, viajar, volar aquí sentada.
De lo que yo he visto, el Gran Cañon del Colorado, te quita el aire, "breathtaking" dicen allá. me hizo entender que era eso de los sonidos del silencio.
Abrazos Susuru querida!

alas de vida dijo...

amiga, enhorabuena, me has vuelto a fascinar...un beso de corazón a corazón, con el sexto sentido, de mi ciudad, a tu ciudad

JoLuis dijo...

yo elijo Córdoba, más precisamente Villa General Belgrano en la fecha que se celebra la Fiesta de la Cerveza.
A la exhuberancia de la vegetación de la zona, el colorido, se suma el aporte de la música, los bailes, los sabores de las comidas que generalmente tienen raíces alemanas, el color en la vestimenta, y esos barriles chorreando cerveza espumante para los que adhieren a los festejos.
Octubre en este lugar de Argentina es una fiesta para todos los sentidos.

Salu2

ROBERTO dijo...

Argentina, para mí de norte a sur de este a oeste lo tiene todo.
Estoy en el sur u gozo con los glaciares, su rompimiento, el abistaje de ballenas, la pesca de truchas, los árboles únicos como los arrayanes, el canal de Beagle, el faro del fin del mundo.
atravieso todo y estoy en La quiaca, en Purmamarca con sus montañas de siete colores, el trena las nubes en Salta, los gauchos de Güemes.
Argentina tiene todos los climas, todos los aromas y sabores, Argentina crisol de razas tiene que despertar y el mundo darse cuenta que aquí es dónde los 5 sentidos nacen y renacen una y otra vez entre mares y pampas, ríos y océanos, montañas y valles.
No la cambio por nada.
besotes vehementes

Antiqva dijo...

Leer primero, viajar luego, fotografiar siempre...

Amiga, ahora -por ejemplo- estoy leyendo FLORENCIA DE LOS MEDICIS...

Ay, el Mediterraneo del alma.

Un abrazo, Sususu