martes, abril 13, 2010

Susuru y un martes de otoño.

Caminando bajo la lluvia en este martes de otoño me conecté por momentos con algunas palabras que solas vinieron a golpear haciendo ruido en mi cabeza.

Sumar……..esperanza………barrio……apertura.
Espejos……luna……poesía…….amigos…..compromiso.
Años…..vida……..calidez……danzas……energía.
Meditar……..disentir…….aplausos….palabras……espejos.

El ruido va cediendo cuando voy al encuentro de un texto que el azar quiso que tuviera en mis manos para leerlo, quedármelo y compartirlo
El cuidado de la lengua es determinante en el cuidado de uno mismo y en el de los demás. De hecho, una palabra mal empleada, imprecisa, inconveniente introduce en su carácter desajustado alguna suerte de injusticia, siquiera mínima, en el mundo. De ahí la enorme importancia social de los congresos en los que encontrar fuerzas y razones para proseguir, para incidir en esta decisiva y liberadora tarea. Una enigmática y sin embargo confesable relación vincula la palabra y la justicia y por ello cabe expresar la pasión por ella. Por eso es posible sentir dolores de palabra, por la que nos falta o por la que nos atrapa. Detenerse en su contorno, en su historia, en su significado, en su apertura, en su etimología, en los sentidos que libera es reconocer hasta qué punto así se preludia un relato, un texto por venir, aquel que dormita en cada palabra. Ella es enlace, comunicación. Es extraordinario ser convocado para este gran juego de la palabra, que no es un simple juego de palabras, para encontrarse con quienes, Platón nos lo recuerda, han sido mordidos por la misma víbora que nos ofrece el remedio y el veneno, el fármaco de la memoria que es la escritura. Tal vez esto sea lo fundamental de un coloquio, la conversación compartida que preludia un hallazgo, el vérsela con otros en el extraordinario riesgo de saber que el mejor testigo es el que se entrega, quien sabe que su destino es ser legado. Por ello, tal vez en la educación por la palabra quepa aprender modelos de convivencia, en los que adjetivos, nombres, pronombres, interjecciones, verbos, compartan una suerte común y firmen en la página, y como página, el tratado de paz que la propia palabra significa y venga a ser aldea, tratado de paz, prácticamente un hogar. Por ello, un congreso de la lengua anticipa y propicia un mundo de paz y de justicia. Exige decisión, precisión, elección, conocimiento. Es como si sólo con el modo de proceder del logos como eros intermedio entre los dioses y los hombres, los divinos y los mortales, los cielos y la tierra, cupiera atravesar la vida demasiado cotidiana que vivimos. Un congreso persigue la palabra en la que cada cual consistimos, la que nadie dirá por nosotros, como nadie vivirá nuestra vida o nadie morirá nuestra muerte. Hay sobre todo en la palabra así dicha una fuerza y una necesidad de interlocución, una búsqueda del otro, una llamada que precisa su irrupción. El otro, que es palabra y mirada, insustituible, irremplazable, extraño y extranjero, y a la par, sobre todo, amigo, recibe con nuestra palabra compartida la hospitalidad que tanto requiere. La que, al ofrecerla, se nos da. Si lo común se sostiene en el derecho a la diferencia, la palabra nos subraya que ha de ser sin diferencia de derechos. El congreso así es casa, estudio, casa de estudios y de encuentros, con orillas, sin fronteras, por una lengua, la nuestra, siempre tan diferente y tan común. Una lengua que nos pertenece. Una lengua a la que pertenecemos.
ARTÍCULO DE OPINIÓN DEL MINISTRO DE EDUCACIÓN, D. ANGEL GABILONDO PARA LA PÁGINA DEL V CONGRESO I. DE LENGUA ESPAÑOLA
Y me alejo......la lluvia me moja y me quedo con otras palabras que en esta tarde gris entre mate y mate, quizás un café o un té con ustedes incorporemos a lo cotidiano.
"Y porque todo el mundo ha contribuido a tu crecimiento, debes incluir a todo el mundo en tu agradecimiento" Wallace Wattles.

30 comentarios:

Maie dijo...

Hola Susuru, espero que estes bien...saludos!

SUSURU dijo...

Hoy tengo casi todas las palabras.
Pero me faltan casi todas.
Cada vez me faltan más.
Apenas si puedo unir éstas que escribo
para decir el resto de ternura
y el hueco de temor
que se esconden en la ausencia de todo,
en la creciente ausencia
que no pide palabras.
O pide tal vez una:
la única palabra que no tengo
y sin embargo no me falta.


Hoy Tengo Casi Todas Las Palabras... (poesía Vertical Xiii - 75) de Roberto Juarroz

Juan dijo...

Un artículo muy interesante, Susuru.
La palabra es también un arma que puede hacer mucho daño o generar felicidad, según el uso que se le dé. Por eso el dicho: El hombre es dueño de sus silencios y esclavo de su palabra.
Cuidate con los cambios de tiempo.Aquí han pronosticado lluvias para mañana.
Un beso

Pluma Roja dijo...

Linda, entrada la de hoy. "Hoy tengo casi todas las palabras..." Dichoso, si tenemos cien ya es mucho si tenemos todos es una dicha.

Saludos cordiales, Susu no te había visto para nada.

Un beso.

Liliana Lucki dijo...

Su:

Lo escrito es genial..tus palabras y tu búsqueda me

gustan aun mas.

Palabras que me suenan bien y alimentan :

Querido-Sol-Gracias-Amor-Juntos-Belleza-

Ser-Sentir-Late-Amiga-Juego-Pintura y miles.

La que utilizo muy seguido es .m.m.mmmm

Imaginación. Incorporo a lo cotidiano,escribir las

palabras que vengan a mi. Mi saludo Lili

Gala dijo...

El articulo que compartes hoy es genial pero tus papabras Susu me han dejado impresionada.

Un beso muy grande

dondelohabredejado dijo...

Tus palabras dicen todo y dicen mucho. Tu buscar tiene que ver con algo profundo.
Las palabras pueden ser lanzas o pueden ser mieles...
Y me voy sintiendo y pensando.
Un fuerte abrazo.

Jota Ele dijo...

Muy interesante y profunda reflexión sobre la importancia de la palabra, Susuru.

Sin embargo, esa "enigmática y sin embargo confesable relación que vincula la palabra y la justicia...", puede también vincularse a la injusticia y al dolor, dependiendo de quién la pronuncie.

Besos, querida amiga.

Flor dijo...

De verdad hay veces que me quedo sin palabras, unas veces porque me faltan, otras porque se me da un nudo en la garganta, otras que se me embargan junto con lágrimas.
Dolores de la palabra...necesidad de interlocución es lo que estoy sintiendo.
Tengo gana de cantar aquella canción tan bonita de Dalida PAROLES, PAROLES, PAROLES!

Besiños
Flor

tia elsa dijo...

Muy interesante y profunda esta entrada, habría tanto que decir de la palabra, creo que lo importante es que se cumpla la palabra dada, que entre el emisor y el receptor se entienda lo que cada uno expresa, que no se hable por hablar, sino son sólo palabras tiradas al viento, vacias sin contenido. También creo que es bello cultivar el buen hablar, ampliar el vocabulario y no que todo sea bolu de aqui y bolu de allí. Este es mi pequeño aporte a la confusión general.

Cecilia dijo...

Qué conexión usuru, yo también escribí sobre las palabras, las que decimos, las que nos dicen, las que se omiten, las que escribimos, las que leemos... Genial el artículo y tus reflexiones.
Besos

Adriana Alba dijo...

El poder de la palabra, en tus palabras, hacen pensar cuantas veces decimos demasiado y otras tantas, tan poco.
Sumemos palabras para construir, para compartir, incluso para disentir, jamás para herir o separar.

Gracias Susuru!

FABIA dijo...

Hacia tiempo que no pasaba a visitarte. No creo que te falten palabras, al menos siempre sabes usar las más adecuadas. Mi mente se mece en una sola desde hace tiempo y esa si que no quisiera perderla: esperanza.
Mil besos Susu y disculpa mi ausencia este tiempo.

isis de la noche dijo...

Ah.. las palabras.... ;)

Esa pasión que nos ha unido, esa pasión que nos recorre desde el alma hasta la voz..

Esa pasión de la que necesitamos para regresar al lugar donde ninguna palabra puede nombrar lo inefable..

¡Ah! ¡El puente de la palabra!!!

Que nos ayuda a viajar entre los mundos, entre todos los mundos que con ella podemos evocar!

Miles de besos, querida amiga.. y que nunca te falten las palabras ni los silencios ;)

medianoche dijo...

Es una entrada fenomenal, profunda y verdadera, la palabras sueñan y tus letras van con ella,.
Me encanto tu comentario lo tengo en mi correo pero es imposible colocarlo en- UN GRAN Momento, gracias de todos modos no se qué paso.
Besos

Leny dijo...

Hay palabras bien usadas que son buenas. Hay otras que si se unen a las ideas son mejores...
Pero cuando las palabras, las ideas y las acciones son certeras y afines al bien humano se hacen imprescindibles...
(Si se me permite la licencia...)

Gracias Su por compartir tan buen artículo y fundamentalmente por lo que encierran tus propias palabras...

Besos :)

Carlos Galeon dijo...

Buen artículo con un inicio y final bien elaborados. La palabra es todo para nosotros, y es nuestro problema el lograr que se enamoren y el unirlas para elaborar un buen verso o una frase, es nuestro trabajo y nuestro arte.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Interesante lo que has compartido.

Palabras que acunan o hieren.

Cariños

Leo dijo...

Muy bueno escrito, Susuri, la palabra es el todo en nuestra vida, bien con sonidos o con señales y bien empleada nos lleva al camino de la concordancia.
Abrazos
Leonor

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Hermoso texto Susuru.

Un abrazo.

Graciela dijo...

Muy interesante tu post.
A veces, escribo un comentario, y antes de publicarlo, lo releo y corrijo alguna palabra. Hay tantas para elegir!!! Y uno intenta escoger la más adecuada para expresarnos con claridad.
De tus palabras, escojo tres: vida, energía, meditar...
Un beso!

Sauze dijo...

Su, me ha encantado este homenaje que has hecho a la Palabra, a su uso y significado...
te dejo una palabra a ti: HERMOSO.

un beso, linda Su.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excepcional post! Una verdadera maravilla. Felicitaciones! Un abrazo.

La Gata Coqueta dijo...

Todo lo que has dejado son unas palabras con mucha logica.

Cierto es que con ellas se puede destruir y ser feliz simplemente con alterar el sentido de la conjugación.

Un poder que sabiendo usarlo puede cambiar tu vida para bien o para mal y luego está la forma de interpretarlo, que esa es otra la misma palabra según en que país tiene diferente significado...

Y eso puede pasar a cualquiera y cogerte desprevenido.

Un abrazo amiga querida de esta que te aprecia.

Marí

ANTIQVA dijo...

Amiga, es cosa sabida, por uno u otro motivo siempre nos falta alguna palabra o algun amigo... Es como que no es posible tener todo en todo momento.

Pero, poco a poco, ayudandonos en los demas, vamos avanzando.

Un abrazo, Susuru

Anouna dijo...

Vine, lo leí, y no alcancé a dejar comentario hace unos días atrás. Lo he tenido que releer, admito que ya había olvidado muchas cosas (mente frágil, jjejejjejej)
Siento una gran admiración por las palabras, ellas son los puentes donde nuestras ideas van y vienen, y se entrelazan a la de muchos otros. Estoy de acuerdo que el abuso de ellas, puede ser fatal. Ellas son justicia, estoy de acuerdo. Las palabras son poderosas, hay que saber utilizarlas.

Un excelente artículo. Un abrazo inmenso Susuru.

Con cariño, Anouna

Orlando Francisco Menéndez dijo...

Muy bueno, Susana.
Cariños

EVA MAGALLANES dijo...

¡La palabra!... excelente artículo el que nos trasmites. Somos el lenguaje dicen por ahí, y nuestros modos de decir, nuestras formas de expresar, nuestras maneras de encadenar palabras, son nuestra identidad. Siempre he sido una buena conversadora y adoro los encuentros con personas que también lo sean, hace tanta falta en este planeta, repleto de personas y de tecnología pero que sin embargo padece de una inmensa incomunicación... pues hay también, lo sabemos, palabras huecas, palabras sin sentido, palabras que han perdido su esencia.
Un gran tema que daría pra muchas conversaciones!!!
Saludos fraternos!

Rorry_la Charo dijo...

Susu
¡Cuan valiosas son las palabras y cómo las maltratamos! Es triste escuchar en la radio y la televisión la horrible y chabacana cacofonía producto de la moda de lo soez, lo fronterizo y vulgar.
Habiendo palabras tan bellas como PAZ - MAR - OCASO - AURORA - ESPERANZA - CONCORDIA -ARMONÍA, tenemos que soportar otras que, ni siquiera voy a pronunciar, para no lastimar el alma y el oído.
Hermoso post

Cariños

Rorry

Rina dijo...

TREMENDO !!!!!!!
bien aplicado todo.
rina