jueves, junio 18, 2009

Percepciones.......

EL ESPEJO.
(anónimo chino).
Un campesino chino fue a la ciudad para vender la cosecha de arroz y su mujer le pidió que no se olvidase de traerle un peine. Después de vender su arroz en la ciudad, el campesino se reunió con unos compañeros, y bebieron y lo celebraron largamente. Luego, un poco confuso, en el momento de regresar, se acordó que su mujer le había pedido algo, pero ¿qué era?. No lo podía recordar. Entonces compró en una tienda para mujeres lo primero que le llamó la atención: un espejo. Y regresó al pueblo. Entregó el regalo a su mujer y se marchó a trabajar sus campos. La mujer se miró en el espejo y comenzó a llorar desconsoladamente. La madre le preguntó la razón de aquellas lágrimas. La mujer le dio el espejo y le dijo: - Mi marido ha traído a otra mujer, joven y hermosa. La madre tomó el espejo, lo miró y le dijo a su hija: - No tienes de qué preocuparte, es una vieja.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
IMAGEN: "Ella y su fruta" . Obra de la artista argentina Liliana Lucki.
y a vos: ¿qué te pasa cuando te mirás al espejo?. ¿me lo querés compartir? susuru

16 comentarios:

Cecilia dijo...

La candidez de los cuentos chinos... Y la obra maravillosa de Liliana. Qué veo? Creo que como todos, a veces me gusto y otras no, pero como lo de las cirujías no me va, me aguanto los días malos! Besos

Nataly dijo...

Que hermoso cuento Susu, no lo conocia, me causo mucha risa el final!!!!
Te cuento que yo cuando me miro al espejo veo una mama hermosa, aun sabiendo que tengo varios kilos de mas, una pancita impresionante y el cutis hecho bolsa por tantos medicamentos.
Y en mi interior veo una persona muy fuerte y positiva y eso me llena de orgullo, eso veo cada vez que me miro, doy gracias a Dios por ver eso.

Te mando muchos besitos y te deseo un hermoso viernes.

Cecy dijo...

Me encanto estecuento Susuru, da para pensar y meditar, cada vez que nos enfrentamos a el.

Muy bueno.

Besitos.

.Gs. dijo...

Buenísimo el cuento, me lo guardo.

Qué me pasa a mí cuando me miro al espejo?
Pues a veces veo a un chico fuerte, soñador, divertido, alegre, simpático, bondadoso; pero otras veo a un chico descontento con su físico, agobiado por la vida y sus momentos, a veces frustrado.
La esperanza que me queda es que me veo más veces como en la primera opción que como en la segunda.

La verdad es que da un poco de miedo mirarse a un espejo, a veces descubrimos cosas de nuestro interior que no nos gustan nada. ¿No te pasó eso nunca?

Besos Susuru!

P.D. Te tengo que mandar un correo informándote de algo, quiero que me aconsejes. ¿Vale?

dondelohabredejado dijo...

ja ja ja ja, me encantó!!
Cuántas veces criticamos sin ver que es un espejo, no??
Qué buen trabajo el de la ilustración.
Besitos, que tengas muy lindo fin de semana.

Liliana Lucki dijo...

Su:

El cuento me pareció maravilloso.

Al mirarme al espejo me veo..y sigo

la natural acción del tiempo, veo mi crecimiento.

Mi otra mirada es hacia la obra expuesta.

Es mi creación,parte de mi ser,casi como espejo

de mi alma.Son mis seres interiores,los que

no aparecen en el espejo.

Gracias por elegir mi obra y compartirla .

Te saluda Liliana.

Antiqva dijo...

Bellisimo y esclarecedor cuento, amiga... Ay, cuantas cosas ocultan los espejos...

Un abrazo, Susuru

Melibea dijo...

¡Hola, encanto! ¿Puedo ir contigo al concierto? Me gustaría mucho, la verdad. Me apetece un montón.

Aquí hace un calor terrible, con un aire cálido. Es un capricho del hemisferio norte, ya ves, eso de llevaros la contraria con las estaciones. A veces creo que el norte y el sur son como un matrimonio de muchos años de duración: por un lado no se aguantas; pero por otro se necesitan.

Un besito. Pásala lindo.

Melibea dijo...

¡Qué boluda! No te puse lo que veo en el espejo... Bueno, depende del día, como todo. La verdad es que en el espejo vemos lo que queremos ver y no lo que somos realmente. Es otra metáfora de la existencia humana.

En concreto, a veces me veo sola y otras veces me veo con alguien más, ya sea de mi familia o alguien muy especial. Me gusta más verme en compañía. Otras veces me veo a mí misma haciendo tonterías o jugando el papel de la madurez.

Al respecto te comentaré una cosa. Una de mis abuelas dice que se sorprende siempre cuando se mira en el espejo, pues en su mente tiene la imagen de cuando era joven. Un día me comentó que la del espejo la sentía extraña.

Ya te dejo. ¡Qué pesada soy! :P

Besossssssssss

La Gata Coqueta dijo...

MI QUERIDA AMIGA COGE EL JET NUEVAMENTE Y VETE A TU APARTADO DE TIEMPOS ANTERIORES... ALGO DEL ALMA.

UN ABRAZO Y UN MUAKKKKKKKKKKKKKKKK

ROBERTO dijo...

ta bueno el cuento che!!!
El cuadro de la marplatense es preciosísimo, y ese rojo intenso lo elegiste por lo pasional que sos?

te respondo la pregunta:

en el espejo veo que me voy quedando pelado,,,y no me gusta nada.

hasta luego acuariana revolucionaria.

nos vemos en el botánico?

besotes del acuariano incorregible

Suerte para domani!!!! mucha mucha merde!!!!

María Ayala dijo...

Mi querida SU:

Primero que nada, y perdona mi atrevimiento, pero ¿todo en orden por allá? es que te leí en lo de JoLuis y me inquietó algo que le comentaste, espero que estés súper bien, amiguita, y si me lo haces saber, me sentiré más tranqui, ¿oki?

Ahora sí, voy a lo de esta entrada que me fascinó, vaya que pone a pensar las reacciones de las dos, la angustia de la joven, la ingenuidad o el amor de madre de la otra, pero por aquello de no errarle, yo, querida amiga, cada día que me miro al espejo...¡me invento! así, siendo la misma, me siento otra...jaja, si seré discordante,pero me acordé de algo que le puse a mi amiguita Acacia hablando de espejos: como salida del espejo por otra voz, un día que me miraba en él concluí: "yo y yo somos tan distintamente iguales"

Un beso grande mi querida, y espero con toda mi alma que estés muy bien, te quieroo,

María

Flor dijo...

Holá querida,
Sabes que nunca he probado mate? Lo tomas sola o en grupo? Eso de todos tomaren por la misma bombilla? canutillo? és anti-higiénico no? lo siguen tomando así? és medio amargo no?Siempre lo toman caliente?
Hace tiempo yo tuvé problemas respiratórios muy graves y sabes porquê? estava haciendo alergia a mis papagayos,estuvé muy pero muy malita. Se los tuvé que regalar a un amigo que vivia en el campo y sabes que hasta procriaron después?.
El cuento és muy bonito. Yo siempre miro al espejo y qué veo, veo el pelo,la piel, la boca, los ojos, los dientes y poco más. En el espejo uno no puede ver nada más!. Todo lo que tengo de bello y de precioso eso no transparece en el espejo. Mi amor, mi cariño por mi hijo, mi familia,mis amigos,mis bloggers, no lo veo!? LO SIENTO EN MI CORAZÓN!
Hiciste la tarta?
He puesto en mi blog un poema lindo para el Dia del Padre. Mi padre se fué para el Grande Viaje, pero en su vida siempre tuvó mis regalitos.
Besitos
Flor

Orlando Francisco Menéndez dijo...

¡Hola Su! Me gustó mucho este cuento. Y está muy bello tu blog, colorido, interesante, llamativo.
Cariños desde Mar del Plata
Orlando

Vicente Herrera Márquez dijo...

Hola Susuru.
Primero: un beso para ti.
Segundo: te cuento lo que veo

La vida en el espejo

¿Quién será ese señor viejito que me mira en el espejo?

¿Será mi fantasma de ayer?

¿Será mi otro yo del futuro?

Me parece cara conocida, debe ser un familiar,

si hasta se parece a mi papá poco antes que muriera.

Tiene su misma mirada y poco pelo en la testera.

Luce muy blancos los dientes casi igual que los míos,

a pesar de nicotina y miles de cigarros consumidos.

Lleva barba color invierno de más de cuatro días,

podría afeitarse conmigo, por eso estoy frente al espejo.

Le hago una mueca y el responde con una casi igual.

Esbozo una sonrisa y también el me regala su sonrisa.

Lo miro bien, escudriño las arrugas de su frente,

parecen surcos arados a lo largo y ancho de una vida.

Me interno en las huellas de años que nacen de sus ojos,

y recorro cauces secos de riadas de antiguas tormentas.

Observo esos labios que tiritan imitando mi sonrisa,

con un rictus cómplice que parece quisieran sentir

el color y el fuego del vino tinto y de labios de mujer.

Efectivamente esa imagen se parece al viejo Herrera

y también encuentro que se asemeja mucho a mí.

Debe ser su fantasma que me viene a visitar.

Debe ser mi recuerdo de años que se acercan al presente.

Y pienso la razón y la verdad de los refranes,

es cierto aquello que dice: de tal palo tal astilla.

Me parezco a mi viejo y el se parece a su hijo.

Ahora me voy a rasurar para la cita que me espera,

con un brindis de buen vino y un beso ardiente de mujer.

Y luego si el romance deja un espacio y el tiempo lo permite,

iré a ver a mi doctor, pues estoy sintiendo achaques de vejez.

Flor dijo...

Susuru, estuve mirando ahorita el blog de Lilianalucki y quedé encantada. Reconoci su obra"Ella y su fruta"que la habia visto en tu post de El Espejo.
Le dejé un comentário contandole una cosa mia, será que ella lo va a leer?

Besitos
Flor